El Manchester City cae en casa del Liverpool y se aleja del liderato de la Premier League.

Son nueve los puntos con los que los rojos aventajan a los azules al frente de la clasificación. Cae al cuarto puesto el City después de caer en Anfield, un campo donde solo ha vencido en liga una vez en los últimos 38 años. Pese a las bajas, el equipo de Pep Guardiola llegaba dispuesto a romper el maleficio y dejar el liderato a tiro de piedra.

Sergio Agüero encaraba el choque con la misma espina, pues las siete veces que ha marcado al Liverpool siempre fue en el Etihad Stadium. No anotó ningún tanto en sus siete choques previos, y tampoco en el octavo.

El argentino fue el fiel reflejo de lo sucedido sobre el césped. Lideró el ataque convincentemente, generando y finalizando ocasiones, creando peligro. Pero sin acierto ante Alison, se fue de vacío cuando fue sustituido en la segunda mitad.


                        Sergio Agüero lideró el ataque celeste sin suerte.
Sergio Agüero lideró el ataque celeste sin suerte.

Lo que pasó

Fabinho marcó a los seis minutos. Lo hizo desde lejos en la primera llegada del Liverpool. El Manchester City había pisado más el área rival en los primeros compases. De hecho los futbolistas celestes reclamaron mano de un defensor local dentro del área, llamamiento que Michael Oliver desestimó. Segundos más tarde llegó el gol.

Respondieron los mancunianos colgando balones. Raheem Sterling cabeceó fuera el primer intento, y nadie acertó a rematar un delicioso centro de Kevin De Bruyne. Quien sí acertó fue el Liverpool poco después. Tras una salida rápida, Robertson pusó un balón en el área de Claudio Bravo, directo a Mohamed Salah, que no falló. Dos goles en menos de quince minutos. Letal.

No desfallecieron los discípulos de Pep Guardiola, que siguieron buscando un gol que les metiese de nuevo en el partido. No lo encontró Sergio Agüero en el minuto 24 cuando encontró el espacio suficiente para disparar. Alisson lo detuvo. El argentino volvió a intentarlo en los últimos instatnes del primer tiempo, corriendo la misma suerte. Poco antes, Angeliño había probado fortuna, pero el poste repelió su disparo.

Gündogan tuvo la primera ocasión del segundo tiempo con un tiro desde la frontal. Pero volvió el fantasma del primer acto. El City con las ocasiones, el Liverpool con los goles. En el minuto 51, Sadio Mané asestó un nuevo golpe cabeceando un centro al segundo palo para marcar el tercer gol del partido.


                        El gol de Bernardo Silva no fue suficiente para el Manchester City.
El gol de Bernardo Silva no fue suficiente para el Manchester City.

No bajaron los brazos los visitantes, pero el gol de Bernardo Silva en el 78 fue el único premio que recogieron. Angeliño volvió a recorrer la banda izquierda para meter un balón en el área. Fue un centro raso y potente que tras un rechace llegó al portugués. Marcó de primeras, pero el gol no resucitó al City.

Lo que viene

Llegan las fechas FIFA y los internacionales del City viajarán con sus respectivas selecciones. Regresarán a Manchester para preparar la maratón de partidos se sucederán hasta pasado el Año Nuevo.

El Chelsea visitará el Etihad Stadium para disputar la 13ª jornada de la Premier League el sábado 23 de noviembre, tres días antes de que el Shakhtar Donetsk haga lo propio en la Liga de Campeones. El Manchester City solo necesita un punto para garantizarse un puesto en los octavos de final de la competición.