Hubo parón por selecciones, pero no parón de forma del Manchester City, que volvió a la competición ganando su cuarto partido en el Estadio de Londres para seguir al frente de la Premier League.

“El primer partido tras el parón siempre es complicado”, advirtió Guardiola en la rueda de prensa previa al choque. “Es difícil saber cómo volveremos”, dijo. Lo cierto es que a los suyos parecen no desconectar mientras se concentran con sus respectivas selecciones.

Con Guardiola en el banquillo, los celestes siempre han ganado a la vuelta del parón internacional. Ante el West Ham sumaron su sexta victoria en estas circunstancias.

Y la cuarta en el nuevo hogar de los hammers, que han encajado 17 goles en estas cuatro visitas. Solo perforaron la meta cityzen en una ocasión, la temporada pasada.

Como ocurriera en las tres visitas anteriores, el City golpeó pronto, impuso su ritmo y dominó el choque con comodidad.

Lo que pasó

No fue el arranque más intenso del Manchester City, y la posesión estuvo más repartida de lo que suele ser habitual en los inicios de partido protagonizados por el equipo de Guardiola. Incluso los locales gozaron de un par de acercamientos que terminaron en saque de esquina antes de llegar al décimo minuto de juego. Pero no vayan a pensar que fue un mal inicio. En abosluto. Es más, cuando se llegó al minuto 10, fue David Silva quien abrió el marcador. El canario está en un momento dulce de cara a puerta, y con este tanto sumó su cuarto partido consecutivo marcando.

Como ocurriera en las tres visitas anteriores de los celestes al Estadio de Londres, un gol tempranero facilita el camino hacia la victoria. Tras el tanto inicial, el Manchester City creció en intensidad. Dominó el balón y corrió para recuperarlo lo antes posible.


                        Leroy Sané roba el balón a Pablo Zabaleta.
Leroy Sané roba el balón a Pablo Zabaleta.

Si Raheem Sterling subió por banda derecha para ofrecer el balón a David Silva en el primer gol, en el minuto 19’ se internó en el área para rematar en el segundo palo un centro raso de Leroy Sané, que superó a Pablo Zabaleta en la banda izquierda antes de enviar el balón para que el inglés marcase a placer.

Los hammers trataron de responder inmediatamente, pero ni el intento de Marko Arnautovic ni el de Michail Antonio pusieron en apuros a Ederson, que pudo sacar el segundo intento. Laporte tapó el disparo del austriaco en el primero.

Si en los tres encuentros anteriores, el City llegó con tres goles de ventaja al descanso, en la cuarta ocasión no iba a ser distinto. A diez minutos para el descanso, Fernandinho colgó un balón al área que Sterling ofreció a Sané de primeras. El alemán, que había marcado sus dos primeros goles con su selección, marcó su tercer gol de la semana para triplicar la ventaja visitante. Y lo hizo con estilo. Recogió el esférico con pierna derecha y recortó ante la llegada de Fabián Balbuena. Tanto el chileno como el meta Lukasz Fabianski terminaron viendo desde el suelo cómo Sané enviaba el balón a la red con tranquilidad.

Un disparo al poste de Antonio, ya en la segunda mitad, fue de las pocas acciones en las que los locales podrían haber recortado distancias en el marcador. No pasó y el Manchester City siguió buscando un cuarto tanto.

Momento clave

El City llegaba a la 13ª jornada habiendo marcado 17 goles en las primeras partes de los doce encuentros previos. En el este de Londres anotó tres más. El primero, de David Silva, para abrir el marcador y allanar el camino hacia la victoria.


                        David Silva abrió el marcador en el décimo minuto de partido.
David Silva abrió el marcador en el décimo minuto de partido.

Con Sterling controlando el balón en la izquierda, El Mago corrió hacia la meta de Fabianski. Lo hizo solo, sin marca. Y no tuvo problemas para dirigir al City hacia la victoria.

Hombre del partido

Leroy Sané abrió la defensa con su velocidad. Encontró espacios y los utilizó inteligentemente. Asistió a Raheem Sterling en el segundo tanto y anotó de forma impecable los dos últimos del partido.

Lo que viene

Tras asegurarse el liderato liguero una semana más, los discípulos de Pep Guardiola viajarán a Francia para medirse al Lyon con la intención de confirmar su liderato en el Grupo F de la Liga de Campeones.

Posteriormente, el Bournemouth visitará el Etihad Stadium. Ocurrirá el 1 de diciembre, tres días antes de volver al sur de Inglaterra para medirse al Watford. El equipo volverá a Londres para jugar frente al Chelsea el 8 de diciembre.