El City supera al Crystal Palace en una tarde redonda para los de Pep Guardiola.

Goleada 5-0 del City al Crystal Palace que se fraguó en dos momentos gemelos, psicológicos, de los que cambian cualquier rumbo de los acontecimientos establecido. Marcó David Silva a los dos minutos de encuentro y lo hizo de nuevo Vincent Kompany cuando apenas habían pasado 120 segundos tras la vuelta de los vestuarios. Con el terreno allanado, Kevin De Bruyne, Raheem Sterling y Nicolás Otamendi, en el descuento, sellaron el marcador.

 Lo que pasó

Comenzaba el City el primero de los tres encuentros consecutivos de Premier League en el Etihan Stadium que pueden definir la temporada antes de la visita a Watford que echará el cierre al talón. En la previa Pep Guardiola recordaba la irregularidad de su equipo en su feudo, en contraste con los registros de récord a domicilio. A la tarde se le sumaba la amenaza de un Crystal Palace matagigantes, encantando con las grandes acometidas este curso y, sin embargo, con la permanencia en la élite del fútbol inglés todavía por asegurar matemáticamente.

Pero no hubo nueva gesta Eagle en el Etihad. No permitió el City que se repitiera la historia de las últimas semanas en Stamford Bridge y Anfield, de donde los de Sam Allardyce regresaron con los tres puntos. Y no hubo especio para la sorpresa porque David Silva abrió el marcador cuando apenas se habían jugado dos minutos. El Mago canario por fin encontró su gol 50 con la camiseta celeste.

Desde el primer instante el dominio de los de Pep Guardiola fue incontestable. Controladores y punzantes con las llegadas al área de Wayne Hennessey. Las intervenciones del meta galés, una providencial aparición de Van Aanholt sobre la misma línea de gol y la falta de puntería en el último remate impidieron que el City se marchara el descanso con un mayor margen. Willy Caballero, además, evitó las alarmas al sacar un cabezazo de Christian Benteke cuando la diferencia en el marcador todavía era mínima.

Tampoco hubo sobresaltos tras el descanso. Dos minutos, otra vez, tardó el capitán Vincent Kompany en encontrar la red con un potente disparo con la derecha, imposible para Hennessey, después de una asistencia de Kevin De Bruyne. Un De Bruyne que puso más tierra de por medio con el tercero de la tarde. No hubo respuesta del Palace y el City encontró la efectividad para plasmar en el marcador su domino en el césped. El cuarto fue de un Sterling muy persistente como de costumbre y Nicolás Otamendi cerró la tarde en el descuento al cabecerar un saque de falta de De Bruyne. Fue el primer gol de la temporada para el central argentino. 

Momento clave

Después de muchos encuentros esta temporada en los que el dominio no se tradujo en goles, el City marcó en los primeros instantes (el gol más tempranero desde febrero de 2015) y encaminó una tarde sin sobresaltos. 

El Jugador del Partido

David Silva fue el elegido por los seguidores a través de la app. Recibió una calurosa ovación del Etihad cuando abandonó el césped en el minuto 68.

¿Qué significa?

El City se sitúa momentáneamente tercero y con una notable mejora en la diferencia de goles que puede ser decisiva con el Liverpool. 

Lo que viene

El City recibe el Leicester City el próximo sábado. El todavía vigente campeón necesita sumar para no sufrir por la permanencia en el tramo final del curso.