Pep Guardiola no se fía del United en la vuelta de semifinales de la Carabao Cup, y advierte a sus jugadores de la necesidad de lograr goles para alcanzar la final.

3-1 es el resultado con el que el Manchester City llega a la vuelta de semifinales de la Copa de la Liga. Dos goles de ventaja que logró en un partido muy completo de los discípulos de Pep Guardiola en la ida.

Los dos tantos de ventaja son un buen colchón, pero Pep Guardiola advirtió de que ante un rival de la entidad del United, sus jugadores no pueden confiarse ni centrarse en defender el resultado. Hay que atacar.

“Debemos tener cuidado con sus habilidades, su contraataque, con cómo pueden jugar si les dejamos…”, explicó el entrenador catalán en la rueda de prensa previa al choque.

“Habrá momentos en los que tengamos que defender. Ellos no tienen nada que perder, así es que nos atacarán. Nosotros sabemos que lo mejor es no defender el resultado, tenemos que marcar goles”.

Hay varios jugadores que podrían reaparecer tras superar sus respectivos problemas físicos. Aunque también hay dudas, como la de Aymeric Laporte. El central francés disputó 78 minutos la semana pasada ante el Sheffield United, pero no fue convocado para el partido del domingo en la FA Cup frente al Fulham.

Guardiola no quiere arriesgar después de que el defensor permaneciese cinco meses de baja tras dañarse el cartílago y el menisco lateral durante la victoria ante el Brighton en agosto.

“Tenemos algunas dudas”, informó Pep. “Mañana haremos las últimas pruebas y tomaremos una decisión. Son las mismas dudas que antes. Laporte es una de ellas”.

Otro de los protagonistas de la rueda de prensa previa al partido ante el Manchester United  fue David Silva. El canario se despedirá del club a final de temporada después de una década vistiendo de celeste y ganando cuatro títulos de Premier League, dos FA Cups y cuatro Copas de la Liga.

Guardiola no dudó en hablar de la experiencia y el éxito que el centrocampista ha cosechado a lo largo de su carrera. Algo que, según el catalán, puede servir de base a Silva si decidiera sentarse en el banquillo tras colgar las botas.

“Me gusta, y necesitamos jugadores así sobre el césped. Con experiencia, inteligentes, que ven cosas”, explicó Pep. “Lo necesitamos”.

“No sé qué hará David (cuando se retiré) pero sería bonito que se convirtiera en entrenador. Hace unos días jugo su partido 300 en la Premier League para el Manchester City. Tiene la habilidad y es muy inteligente”.