Pep Guardiola, más que satisfecho tras alcanzar la tercera final consecutiva de la Carabao Cup, la Copa de la Liga inglesa.

El City alcanzó la tercera final de la Carabao Cup consecutiva y peleará por retener el título alcanzado los dos últimos años ante el Aston Villa, en Wembley, el próximo domingo uno de marzo.

Tras años de títulos, siete en los últimos dos, Pep Guardiola quiso hacer especial hincapié en el hambre de los suyos. “No hay complacencia. Hemos luchado tres años por la competición más modesta de las que jugamos. Cuando juegas Premier League todo el mundo está ahí. Podemos ganar o perder, pero nadie desprecia una competición”.

“Estoy muy contento por estar de nuevo en la final. Estamos en Wembley otra vez, nos enfrentaremos al Aston Villa”, insistió Pep.

Sobre el global de la eliminatoria ante el United, Guardiola aseguró “hemos sido mejores a lo largo de los 180 minutos. Hoy hemos creado suficientes ocasiones como para marca algún gol, pero no lo hemos hecho y ahí ha estado la diferencia”.

“Al final hemos concedido un gol, pero en una de las pocas ocasiones que hemos concedido. Ha llegado a balón parado. Han rematado en una ocasión a portería en cada mitad. Estoy muy satisfecho”.

Pep Guardiola formó hoy con un once poco habitual, con dos laterales en la posición de central. “Ellos tienen delanteros muy rápidos”, explicó. “Nosotros necesitábamos piernas. Nos ayudaron a defender los espacios”.

“No están acostumbrados a jugar en esta posición, pero han demostrado que tenemos jugadores de calidad que pueden jugar en varias posiciones. Estoy muy contento por la forma en la que hemos jugado”.

“Laporte, Mendy y Fernandinho no están de todo bien. Veremos ante el West Ham, pero no estoy seguro que lleguen ante el Tottenham”, declaró el míster.

Guardiola también anunció que Claudio Bravo ocupara la portería del City en Wembley el próximo 1 de marzo. La pasada campaña fue Ederson quien defendió los palos en la final después de que Aro Muric fuera el titular a lo largo de todo el torneo.

“Hablé con Aro antes de la final. El Chelsea era un equipo que presionaba alto y necesitaba una mejor salida de balón desde atrás. Si está en condiciones, Bravo jugará la final”.