Pep Guardiola rechazó criticar a sus jugadores tras la derrota por 2-0 contra los Spurs.

Dominó el City durante largos periodos del partido, falló un penalti y dio dos veces a la madera. Sumó hasta 18 disparos, por tres del Tottenham. Con estas estadísticas, el City habría ganado cualquier otro día, pero los puntos se quedaron en Londres en esta ocasión.

“¿Cómo puedo criticar a mis jugadores?”, dijo el entrenador catalán en rueda de prensa. “Jugamos bien, pero perdimos el partido. Ellos llegaron dos veces y marcaron dos goles. No tengo mucho que decir sobre nuestra actuación. Ya pasó contra el United, cuando crearon poco y nosotros hicimos mucho pero no marcamos”.

“Como equipo no podemos decir que no podemos marcar goles porque marcamos muchos. En esta situación, lo único que podemos hacer es jugar mejor y, quizá, ser más fuertes mentalmente. Tenemos que aceptarlo y trabajar en ello. Necesitamos analizarlo. En el fútbol debes crear ocasiones y conceder pocas. Siempre creo en este concepto. Si lo haces, estarás más cerca de ganar partidos. Ha pasado varias veces esta temporada, pero no hoy”.

Pep Guardiola señaló la expulsión de Oleksandr Zinchenko como la acción más decisiva del partido: “Fue un momento clave. Fue duro mentalmente para el equipo. Le dijimos al descanso que tuviese cuidado con las tarjetas amarillas”.

“Generar mucho y que te hagan poco, es la única forma que conozco. Salimos a ganar. No vi falta de deseo de ganar ni que estuviésemos fuera. El resultado es el que es”.

Sobre la lesión de Raheem Sterling, el entrenador del Manchester City dijo: “No sé, no he hablado con nadie sobre la lesión”.