Bernardo Silva marcó el primer triplete de su carrera ante el Watford en la sexta jornada de la Premier League.

Menos de 20 minutos necesitó el Manchester City para marcar cinco goles ante el Watford. Un inicio que terminó confirmándose como la mayor goleada de los celestes en la Premier League cuando Kevin De Bruyne anotó el 8-0 final a falta de cinco minutos.

Bernardo describió el inicio de partido como “increíble” y aseguró que la pelota del partido la guardará en su Portugal natal.

“Voy a hacer que todos los jugadores firmen la pelota y luego me la llevaré a mi casa en Portugal para guardarla en un sitio especial”, dijo. “Estuvimos increíbles en los primeros 30 minutos, marcamos muchos goles y llevamos el control. Después de la derrota contra el Norwich ha sido genial ofrecer un resultado y una actuación así a nuestros aficionados”.

“Queríamos seguir en la segunda parte, no queríamos que nos hicieran daño ni nos marcasen. El fútbol es un juego duro. Hoy he ganado 8-0 pero he perdido muchas veces por cuatro o cinco goles de diferencia. Tienes que seguir, así es que deseé lo mejor a los jugadores del Watford”.

“Fue una gran actuación, el 8-0 lo dice todo. Es muy bueno llevarse los tres puntos después de perder contra el Norwich, estoy muy contento con el primer triplete de mi carrera. La primera vez que me llevo la pelota a casa”.

Bernardo también tuvo tiempo de elogiar la calidad de Kevin De Bruyne tras el partido. El belga estuvo majestuoso, ofreciendo envíos medidos y protagonizando carreras que la zaga del Watford no pudo contener.

“Kevin es un jugador fantástico”, explicó el portugués. “Todo el mundo sabe lo que bueno que es cuando está bien. Cuando juega como hoy es uno de los mejores jugadores de la Premier League”.

“Todos los equipos tienen buenos y malos momentos, lo más importante es cómo reaccionas a los malos. Volvimos a demostrar que queremos luchar por la Premier League y por todos los títulos”.