Pep Guardiola destacó la actuación del extremo inglés, que marcó tres goles en once minutos en la victoria celeste por 5-1 frente al Atalanta en la Liga de Campeones.

24 horas después de entrar en la lista de nominados del Ballon d’Or, Raheem Sterling dejó muestras de los motivos por los que opta al galardón al mejor jugador del mundo. Además de anotar un triplete en once minutos en el segundo tiempo, el futbolista de 24 años asistió a Sergio Agüero en el gol del empate y provocó el penalti que transformó el argentino para poner al City por delante.

Preguntado por la actuación del inglés en rueda de prensa, Pep Guardiola no pudo ocultar su admiración por Sterling.

“Tiene mucho mérito. Es un tipo con un físico increíble. Es muy fuerte”, dijo Pep. “El día después de jugar un partido, podría jugar otro. Su regeneración es increíble, puede jugar en ambos lados. Es un jugador extraordinario”.

Al técnico catalán también le preguntaron sobre el desarrollo del extremo inglés, y Guardiola explicó que el internacional tiene el deseo necesario para llegar lejos.

“Depende de él. Su deseo, que lo tiene. El deseo de ser mejor”.

Guardiola también dedicó unas palabras a Phil Foden, que tuvo una noche agridulce. Salió de inicio y participó en un buen puñado de acciones ofensivas, asistiendo incluso a Sterling en uno de los goles. Sin embargo, a siete minutos del final vio la segunda amarilla por una falta sobre Marten De Roon.

Fue un final frustrante para un futbolista que explicó con su juego por qué es una de las grandes promesas del equipo celeste.

“Sabíamos lo que podía hacer. Pensábamos que iba a ser un partido en el que tendría opciones de correr. Phil tiene calidad para ir de un área a otra, con su velocidad”, destacó el entrenador del City. Aún es joven, con mucho que mejorar. Jugó muy bien. Cada minuto es más experiencia para su futuro. Jugó a un nivel alto”.

“Es un jugador increíble. Sabrá que después de una amarilla debe tener más cuidado. No tendrá multa por la expulsión, ¡tenemos que pagarle a él por cómo jugó!”.