San Siro es la primera parada de un trayecto que llevará al City a Anfield el domingo.

Visita al mítico San Siro antes de desplazarse a Anfield en una semana grande para el City. Así la calificó Pep Guardiola desde Milán en la previa de la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones en la que el equipo podría certificar el pase a los octavos de final.

Con pleno de victorias tras tres jornadas, la visita del atractivo equipo de Gian Piero Gasperini, quinto clasificado de la Serie A y tercero la pasada campaña, culminó con un 5-1.

“Es una semana grande. Primero aquí en Italia, después el domingo en Liverpool. Quiero clasificarme lo antes posible, no pienso en rotaciones, pienso partido”, declaró Pep.

“Ganando podríamos estar en la siguiente ronda, un año más. Sería algo fantástico. Pero sino aún tenemos al Shakhtar en casa y el Dinamo de Zagreb fuera. El partido del Atalanta es el más importante, luego ya veremos”.

“Después del resultado de la ida podría haber relajación, pero sabemos como juegan. Hay que tener el máximo respeto, el partido de la ida no se decantó hasta el 3-1. Nos hemos preparado de la mejor manera, como todas las salidas en Europa”, añadió el míster.

El City visita al Atalanta en el mítico Giiuseppe Mezza, San Siro, la Scala del Calcio y casa de Milan e Inter. El estadio del conjunto de Bérgamo, localidad a 50 quilómetros de la capital de Lombardía, no cumple los requerimientos de la UEFA por lo que el equipo podrá disfrutar de la atmosfera única de uno de los estadios con más solera del mundo.

Para Pep, San Siro “es un estadio mítico, en Europa y en el mundo. Es especial poder jugar al fútbol aquí. Si desean cambiarlo (hay planes para demoler es estadio y construir uno nuevo) seguro que será algo beneficioso para Inter y Milan”.