Gabriel Jesus asegura estar preparado para liderar el ataque del Manchester City tras la baja por lesión de Sergio Agüero.

De cara al partido del martes en la Liga de Campeones contra el Shakhtar Donetsk, Pep Guardiola reveló que Agüero sufrió una lesión que le mantendrá apartado del equipo durante las próximas semanas. De esta manera, Jesus pasará a ser la punta de lanza del ataque celeste.

Ambos han ido alternando sus participaciones como ‘9’ del City. Los dos suman 16 partidos, aunque el argentino ha sido el que más partidos ha arrancado desde el inicio de los dos.

En la rueda de prensa previa al partido contra los ucranianos, Jesus admitió que cuando firmó por el City era consciente que esa situación sería habitual, aunque el brasileño también ha gozado de varias titularidades. El jugador de 22 años dice estar listo para asumir la responsabilidad de liderar el ataque.

“No estoy contento porque Sergio esté lesionado”, dijo. “No me gusta cuando mis amigos se lesionan, pero trabajo duro cada día. Estoy listo para jugar y demostrar cada vez que quiero mejorar”.

“A veces no es fácil no jugar. Pero quiero jugar, trabajar y mejorar mi fútbol. Por eso a veces no estoy feliz, porque quiero jugar. Pero tengo respeto y sigo trabajando”.

“Cuando decidí venir, sabía que sería complicado porque tenemos a Sergio, que es el máximo goleador del club, marcando en cada partido. Pero pensé que tenía la oportunidad de jugar para Pep, con jugadores de primer nivel en un club grande. Por eso vine, para disfrutar y aprender”.

“Sergio es un gran tipo y un gran futbolista. Tengo que seguir aprendiendo de él”.

Pese a sus dos bajas por lesión, Jesus ha sido importante desde su llegada al City en enero de 2017. Ha marcado 50 goles y asistido 10 en los 116 partidos que ha jugado a las órdenes de Guardiola, pero el catalán también ha destacado otros atributos del joven delantero.

Pep disfruta, particularmente, de la presión incansable de Jesus, y entiende que las consecuencias de la elección de equipo pueden ser complicadas. Guardiola dijo admirar al brasileño por su talento y su actitud.

“Es duro para Jesus”, dijo el entrenador del Manchester City. “Pero es muy humilde y acepta la situación. No es nuevo que un jugador no esté contento si no juega. Lo entiendo, pero lo importante es entrenar. Gabriel nunca falla, en ningún sesión de entrenamiento”.

“Es un tipo que dice que quiere mejorar. Escucha mucho, se siente mal si no juega o no marca, pero lo admiro. Gabriel es excelente, juega bien en los partidos y en los entrenamientos”.

“En la última Copa América jugó muy bien y volvió con mucha confianza en sí mismo. No tengo ninguna duda de que jugará bien mientras Sergio esté de baja en las próximas semanas”.