Bernardo Silva asistió a Cristiano Ronaldo en el segundo tanto del luso para reservar una plaza en la final de la Nations League.

El encuentro ante Suiza parecía destinado a la prórroga, pero Bernardo acomodó el esférico con el pie derecho antes de ofrecer el esférico a Ronaldo, que no erró en el minuto 88.

El jugador de la Juventus ya había adelantado a los anfitriones con un lanzamiento de falta en la primera mitad. Los helvéticos igualarían tras el descanso en una acción polémica.

Bernardo siguió rondando el área suiza para tratar de restablecer la ventaja portuguesa. Hubo que esperar hasta los minutos finales para que el Jugador Etihad del Año asistiera a Ronaldo, que aún tendría tiempo de completar su triplete y cerrar el marcador con el definitivo 3-1.

Los Países Bajos e Inglaterra se medirán el jueves por la tarde para reservar su puesto en la final del domingo ante Portugal. Quien no lo logre se medirá a Suiza en el partido por el tercer y el cuarto puesto.