El centrocampista alemán asegura que el City está decidido a recuperar la confianza tras la derrota en el derbi del sábado, terminando la fase de grupos de la Liga de Campeones con un buen partido con

Pese a que el Manchester City ya tiene la primera plaza del grupo asegurada, y el pase a los octavos de final de la competición, la plantilla no quiere dormirse en los laureles ante un rival que se juega el segundo puesto según comentó Gündogan en la previa del partido en Croacia.

“El de mañana es un reto nuevo, otra competición. El partido empieza de cero. Lo importante somos nosotros, que hagamos un buen partido para intentar ganarlo”, dijo Ilkay en rueda de prensa.

“Es una gran sensación estar ya en la fase eliminatoria. También tenemos una responsabilidad con nosotros mismos, jugar bien y hacer un buen partido mañana. Hay mucha calidad en nuestra plantilla, cualquier otro planteamiento sería estúpido”.

“Queremos hacer un buen partido mañana, y jugaremos para intentar ganar. Espero que podamos conseguirlo”.

El ‘8’ celeste confía en que un buen resultado en Zagreb el miércoles por la noche sería la respuesta perfecta a la decepción sufrida al perder contra el Manchester United el pasado fin de semana: “Se pierde un poco de confianza cuando se pierden partidos, cuando sabes que no jugaste tan bien como podrías. Creo que somos fuertes, sobre todo mentalmente. Deberíamos ser capaces de hacerlo lo mejor posible en cada partido”.

“Después de dos grandes temporadas se hace duro cumplir en la tercera consecutiva… también es el reto. Si quieres estar en lo más alto tienes que jugar tu fútbol con éxito cada temporada”.

“La única forma de salir de los momentos duros es estando juntos. Cada jugador debe tomar la responsabilidad de volver a su mejor nivel otra vez. Cuanto antes lo intentemos, antes tendremos éxito. Es un reto, lo aceptamos”.

Sobre el rival del miércoles, Gündogan reconoció que ante sus aficionados, los croatas serán un hueso duro de roer. También destacó la presión que el Dinamo ejerció en el Etihad Stadium en octubre, cuando el City solo pudo encontrar la victoria a través de dos goles en la última media hora.

“Cuando les vi jugar contra Atalanta no solo me impresionó el resultado. Podrían haber marcado muchos más goles. Jugando contra ellos mostraron lo duro que puede ser jugar contra ellos”.

“No pudimos marcar en la primera parte. Lo hicimos mediada la segunda, y luego en el descuento. Fueron unos 90 minutos muy duros. Espero un partido aún más duro y complicado mañana aquí”.