Con 18 años, el futbolista de Stockport marcó su primer gol con el primer equipo del Manchester City. Fue en el estreno del equipo en la Carabao Cup.

Iba a completar los 90 minutos con el City, y ya había dejado su huella en el partido participando en los dos goles anteriores. En el descuento, Phil Foden aún tendría la oportunidad de cerrar un partido redondo, con el primer gol con la camiseta del equipo de su infancia.

Entró al área desde la izquierda cuando Raheem Sterling llegaba a la frontal, paraba y ofrecía el balón a Foden, que golpeó raso con la zurda para culminar una jugada en la que el equipo movió el esférico por todo el campo durante dos minutos hasta encontrar el hueco. Y de ahí el gol, el primero de Phil Foden con el primer equipo del Manchester City.

“Es difícil de describir, aún no me lo creo”, comentó el centrocampista al término del encuentro. “He soñado con este momento, creciendo como aficionado del City. No pude contenerme, ¡corrí como un loco!, fue un momento inolvidable”.

“Siempre que soñaba marcando con el City era en la Premier League, pero es especial conseguir el primero sea en la competición que sea. Lo es para mí, y estoy contento por haber ayudado al equipo a ganar”.

Foden salió desde el inicio en el centro del campo, y estuvo activo ya desde el inicio, abasteciendo a sus compañeros de balones para crear peligro. “Disfruto tanto asistiendo como marcando. Es bueno hacerlo en un mismo partido”.

“Me sentí un poco bajo de forma, pero fue bueno contar con minutos”. Los tuvo todos pero no pierde la cabeza, poco a poco: “Necesito seguir aprendiendo y disfrutar de mi fútbol, luego veremos dónde llego. Cada día aprendo con jugadores como David Silva o Kevin De Bruyne”.

Pep Guardiola dijo que en Foden, “el City tiene un jugador de futuro”. Y tanto el entrenador como el jugador desean que el gol logrado contra el Oxford United sea el primero de muchos.