Al extremo inglés no se le suben a la cabeza los récords que el City rompe partido a partido, e insiste en que solo hay una estadística que realmente importa.

Los hombres de Pep Guardiola llevan 19 partidos seguidos ganados, el último gracias al tiro con efecto de Sterling a la escuadra en el minuto 96 del choque frente al Southampton.

Fue su decimotercer gol de la temporada y llevó al City a sumar 40 puntos en los primeros 14 partidos de Premier League, algo que nadie había logrado antes. Para Sterling, en cambio, el tres es el número mágico: “Nos lo pusieron muy difícil pero en el vestuario tenemos la sensación de que nadie puede pararnos. Sabemos que hay equipos que vienen fuerte por detrás. El United estuvo brillante anoche. El único récord que nos interesa es el de conseguir tres puntos en el próximo partido, contra el West Ham”.

El City se puso por delante después de que el centro de Kevin De Bruyne fuese desviado al interior de la portería justo después del descanso, pero el Southampton respondió con un tanto de Oriol Romeu.

Parecía que el plan de los visitantes funcionaba hasta que Sterling, de alguna manera, encontró el espacio necesario para colocar el balón en la escuadra. Otra noche memorable esta temorada.