El entrenador del City advierte de los peligros del United antes del derbi de Manchester.

Cuando llegue el domingo, el Manchester City recibirá al Manchester United en el Etihad Stadium. Una victoria de los celestes les colocaría 12 puntos por encima de su rival ciudadano, pero Pep Guardiola, que atendió a los medios el viernes en la City Football Academy, aseguró que aún es temprano para hablar de un choque decisivo en la lucha por el título: “Es noviembre aún, imposible”.

Lo que ofrece menos dudas es la dificultad de un choque que llega después de que ambos equipos cumplieran con sus compromisos intersemanales en la Liga de Campeones. Mientras el City doblegó al Shakhtar por 6-0, el United remontó a la Juventus para vencer por 1-2.

“Fueron capaces de ganar en Turín, y la Juventus es muy fuerte. Más allá de los 10, 15 minutos posteriores al gol de Cristiano Ronaldo, tuvieron mucha estabilidad”.

“Son agresivos sin el balón, todos corren hacia adelante, y también hacia atrás. Hace unas semanas fueron a Stamford Brigde, uno de los campos más difíciles, y empataron a dos en los últimos minutos. Siempre es un rival complicado”.

Uno de los aspectos que destacó el catalán sobre su próximo rival es la fuerza mental con la que cuentan. “Se recuperan bien en momentos duros. Iban 2-0 contra el Newcastle y ganaron. Es un gran club con una gran mentalidad”.

El aspecto psicológico también será importante en las filas celestes. Pep Guardiola también admitió que los suyos son un rival difícil de batir: “Cuando llegamos, tratamos de convencer al equipo de no rendirse nunca. En los últimos meses nunca hemos perdido dos o tres partidos seguidos”.

“Ahora todo está abierto. El fútbol cambia y no sabes lo que va a pasar”.

Sin lesiones recientes, y tras la vuelta de Ilkay Gündogan y Nicolás Otamendi, Kevin De Bruyne es, junto a Claudio Bravo, la única baja para el domingo. “Excepto Kevin, el resto está listo”.