Los cityzen ya conocen a su rival en los octavos de final de la competición.

En la repetición de la final de la FA Cup de 2013, el City tratará de mejorar el sorprendente resultado con el que el Wigan Athletic ganó la competición de clubes más antigua del mundo.

Ben Watson logró el gol definitivo en el descuento con un cabezazo en el último partido de Roberto Mancini como entrenador del City.

Un año más tarde, los Latics, comandados por Uwe Rosler, volvieron a sorprender y vencieron en el Etihad por 2-1.

Aquella eliminatoria llegó días después de que los mancunianos ganaran la Copa de la Liga al imponerse por 3-1 al Sunderland. Los sky blues ya han confirmado su presencia en la final de este año.

El Wigan, dirigido por Paul Cook, lidera la tercera categoría con dos puntos de ventaja sobre el Shrewsbury Town, y ya han derrotado a dos rivales de Premier League para llegar a esta fase del campeonato: Bournemouth y West Ham.

Las derrotas de 2013 y 2014 son los dos únicos partidos que el City ha disputado frente al Wigan en esta competición.

La fecha y el horario de inicio se confirmará en los próximos días.