Kevin explicó el secreto de su libre directo y las tácticas con las que el City ganó en Gales.

El centrocampista belga firmó una nueva actuación fantástica para ayudar al Manchester City a alcanzar los octavos de final de la FA Cup con una victoria en Gales frente al City.

De Bruyne marcó a los ocho minutos con un tiro libre que pasó por debajo de la barrera, como hiciera la pasada campaña ante el Bournemouth en la Premier League. Los deberes, según el centrocampista, estaban hechos.

“Antes del partido nos hablaron de sus barreras”, dijo Kevin tras la victoria. “Conocíamos todos los detalles”.

“Para mí, la barrera no estaba a nueve metros, estaba muy cerca, y pensé que sería más fácil disparar raso y no por encima”.

Raheem Sterling dobló la ventaja visitante con un cabezazo. El Manchester City mantuvo el control tras el descanso, aunque antes del segundo tiempo Leroy Sané tuvo que abandonar el partido tras una de las múltiples entradas duras. Joe Bennett terminaría expulsado tras una de ellas contra Brahim.

Kevin De Bruyne explicó que, ante la inminencia del choque del miércoles contra el West Brom, el equipo trató de mantenerse lo más fresco posible.

“La segunda parte fue rara, porque ellos no querían atacarnos y creo que hubo una media hora un poco aburrida. Pero eso nos ayudó a reservar energías para el siguiente partido”.

“Su estilo de juego fue distinto al de cualquier otro equipo. Las tácticas que utilizamos fueron excelentes, porque Vincent Kompany siempre estaba libre y pudimos abrir el centro del campo. Cada vez que nos presionaban, jugábamos con el hombre que quedaba libre, así logramos mucho espacio”.

“Sabíamos cómo jugaban, nosotros solo  nos concentramos en nuestro fútbol, y nos pararon varias veces. Y eso es fútbol, pero ahora Leroy Sané está lesionado. Ojalá no sea  muy grave”.