Pep Guardiola felicitó al Wigan Athletic por su victoria por 1-0 ante el City, y habló de la expulsión de Fabian Delph al filo del descanso.

Decepcionado por la derrota de los sky blues, el catalán aceptó que su equipo no tuvo su noche y que la atención se centra ahora en la final del próximo domingo.

“Felicidades al Wigan”, dijo Pep. “Marcaron en su único disparo a gol después de nuestro único error. Tuvimos buenas oportunidades, pero en este tipo de partidos simplemente no puedes marcar un gol”.

“Era una final para nosotros. Juzgo la intención de mis jugadores, y fue buena. Estamos fuera de la FA Cup. Ahora tenemos que descansar antes de la final del domingo”.

Sobre la expulsión de Delph, el entrenador del Manchester City añadió: “Puede pasar en un partido así por la reacción de los aficionados. Pueden castigarte. Era tarjeta roja”.