Guardiola elogio el trabajo de Ederson y Kevin De Bruyne tras vencer al Leicester por 5-1.

Se deshizo en halagos. El catalán destacó la progresión del guardameta brasileño, explicando que pese a su juventud ya compite al mismo nivel que los mejores porteros del mundo.

Las aportaciones de Kevin De Bruyne van más allá de anotar goles espectaculares y romper defensas con sus pases. No solo es su talento, sino también su esfuerzo. Ha recorrido 288km en lo que llevamos de Premier League 2017/18.

“No tengo palabras para expresar mi gratitud”, dijo Pep tras ser preguntado por el juego del belga. “Es uno de los mejores jugadores que tenemos, no hay dudas de eso. Es el que más corre y el que más lucha. Es un ejemplo increíble para el resto de jugadores y para la Academia. Es uno de los futbolistas más talentosos que he visto en mi vida, y sin balón sigue siendo muy intenso".

Sean Dyche, entrenador del Burnley, comparó recientemente la calma de Ederson con la de Ronald Koeman, leyenda del Barcelona y la selección neerlandesa.

Pep, encantado por la posibilidad de tener un portero capaz de crear ataques, también elogió al brasileño: “Es uno de los mejores porteros”.

“Con su edad y su deseo por mejorar, se convertirá en un portero extraordinario. Lo más importante es que es muy tranquilo. No hace ruido cuando encaja un gol, y tampoco cuando hace una gran parada. Su reacción siempre es la misma. Es muy estable”.

“Pero es joven y tiene muchas cosas que mejorar. Pero para mí, ya es uno de los mejores del mundo, en el futuro será más fuerte”.

Guardiola, que ya dio explicaciones sobre los seis jugadores que tuvo en el banquillo frente al Burnley, desveló que no pudo llamar a ningún futbolista del filial debido al poco tiempo entre el partido del equipo de Simon Davies y el del primer equipo.

“Fue la primera vez en mi vida”, dijo Pep. “Todos los jugadores estaban lesionados. Ni John Stones ni David Silva estaban disponibles”.

Sobre el canario, explicó que “entrenó el día antes del partido y dijo que no se veía listo. El segundo equipo tenía un partido una hora y media después, así es que no pude llamar al entrenador para decirle que necesitaba un jugador para el banquillo. Si el entrenamiento hubiese sido a las diez de la mañana lo habría hecho. No tiene importancia”.