Asegurado el campeonato dos jornadas atrás, Guardiola, ambicioso, quiere la victoria en los tres partidos restantes.

El City superó 1-4 al West Ham y está a solo tres puntos de establecer el récord histórico en la liga inglesa, lo que podría llegar el próximo domingo, antes de que Vincent Kompany levante el trofeo de la Premier League ante el Huddersfield.

El equipo de Pep Guardiola también ha sido el más precoz en alcanzar los 100 goles, superando la marca del Everton 1931/1932, y ha igualado las 30 victorias del Chelsea en una sola temporada.

"Estoy muy contento por la cifra de goles conseguida y ahora solo estamos a una victoria de superar el récord de puntos. Hacerlo el día en el que recibiremos el trofeo, en casa, ante nuestra gente, era el motivo por el que queríamos ganar aquí", comentó Pep.

En el mismo sentido que en las últimas semanas, Guardiola comentó que "antes del partido esperábamos lo mejor del equipo, pero puede ser complicado. Pero el equipo ha estado muy serio, excepto los diez últimos minutos de la primera parte hemos estado muy bien".

"Somos un equipo joven, es la primera vez en la que veinte de nuestros jugadores han ganado la Premier League, solo cinco lo habían hecho antes. Somos un equipo nuevo, normalmente los equipos campeones tienen once jugadores que saben lo que es ser campeones, que tienen la experiencia. Para nosotros, para el staff también, es la primera vez".

El equipo ha sumado 12 goles en los últimos tres partidos y sigue el ritmo marcado a lo largo de la temporada. "Estamos jugando siendo campeones y esto da confianza. Pero al mismo tiempo nos hemos marcado objetivos para no bajar el ritmo".

Preguntado sobre las preparaciones para celebrar el título, Pep explicó que "iremos al peluquero. Estamos esprando que llegue el día, queremos disfrutarlo con los seguidores y que los seguidores lo disfruten. Queremos hacer un buen partido ante el Huddersfield y recibir el trofeo con nuestros seguidores. Nos lo merecemos, sin duda".