Las pruebas médicas descartan una lesión de gravedad. El centrocampista sufre un esguince de rodilla.

Las pruebas médicas realizadas a Ilkay Gündigan a lo largo de la mañana de hoy después de que el centrocampista tuviera que abandonar el partido de la Carabao Cup del miércoles ante el West Bromwich han descartado una lesión de gravedad.

Gündogan sufre un esguince en la rodilla. La rodilla afectada no es la que obligó al centrocampista a permanecer alejado de los terreno de juego durante nueve meses en diciembre del año pasado.

Es pronto para conocer los plazos exactos de recuperación, pero se espera que Ilkay puede regresar a los entrenamientos en los próximos días.

Sigue la última hora sobre las evoluciones de Gündogan a través de nuestra web y redes sociales.