El Mago atendió a los medios antes del encuentro ante el Nápoles.

David Silva llegó al City en 2010 y ha ganado un buen puñado de títulos domésticos. Ahora persigue la gloria europea. El equipo viajó a Italia para enfrentarse al Nápoles en la fase de grupos de la Liga de Campeones y el Mago reconoció que la máxima competición internacional es una prioridad.

“Sería increíble ganarla. Rezo cada noche para ganar la Liga de Campeones con el City y espero que pueda ser este año, declaró David.

Sobre la temporada del equipo, el español comentó que “estamos jugando un muy buen fútbol, muy bonito, en todas las líneas, desde el portero en adelante y se puede ver en cada partido”.

WATCH: City 2-1 Nápoles: resumen

Silva ha aceptado y disfruta de su nuevo rol en el centro del campo. Es el máximo asistente de la Premier League, con 6 pases de gol, y es cuarto en la lista de pases completados. Una  posición que considera idea. “Me encanta jugar en el medio y entrar en contacto con el balón constantemente. Tienes que estar involucrado en todo momento y lo disfruto”.

“Estamos hablando sobre el nuevo contrato. Espero poder firmar lo antes posible. Me encantaría jugar en el City por diez años”, declaró el ‘21’ preguntado sobre su futuro en el club.

Por su lado, Pep Guardiola destacó la contribución de Silva en el juego de su equipo desde su llegada al banquillo el verano de 2016. Para el catalán, es una pieza fundamental.

“Creo que es imposible jugar bien si el balón no pasa por el centro. David es un maestro. Se sienta aquí y parece tímido, pero salta al campo con un gran personalidad. Es una leyenda para el club. Habría sido increíble tenerlo en el Barcelona, pero su fichaje era demasiado caro”.