El entrenador del City aseguró que la confianza en sí mismo es una de las claves del buen momento por el que atraviese Raheem Sterlin.

Otra vez él. De nuevo en los últimos instantes de partido. El extremo anotó un  gol en el tiempo de descuento frente al Southampton que valió tres puntos y la decimonovena victoria consecutiva en la esta temporada. Es la decimotercera vez que  el inglés ve puerta.

Y lo hizo para llevar el delirio a la grada del Etihad Stadium. A la grada y al banquillo, Pep tuvo que disculparse por su apasionada celebración.

“¡Fue una gran noche!”, dijo. “Entre todos los aficionados crearon momentos especiales en los últimos segundo, disfrutamos celebrando el gol. Me disculpé con el árbitro. No pude controlarme. Quería correr con Raheem, ¡pero no fui lo suficientemente rápido!”

“Después del partido tuvimos un gran momento en el vestuario, con los empleados y jugadores. Tenemos que disfrutar de estos momentos. Hemos tenido mucho muy especiales. Nos alegramos en Bournemouth, y lo de hoy ha sido fantástico”.

“Cuando ganas tantos partidos seguidos a veces te relajas, pero nosotros no lo hicimos, y estamos contentos. Tienes que encontrar el placer de ganar partidos. Los chicos que están marcando goles lo están gozando”.

“El gol fue fantástico porque no había espacio, había diez jugadores  en el área. Raheem aún es joven para mejorar, y está dando pasos adelante y yo sé que siente que puede cambiar partidos. Antes era tímido, sus compañeros le han dado confianza”.

“Tienes que tener la personalidad necesaria para dar el pase a Kevin De Bruyne en el tiempo de descuento y luego ponerla en la escuadra. Fue un gol fantástico”.

Benjamin Mendy saltó al césped tras el tanto para celebrarlo con sus compañeros, algo que hizo gracia a Guardiola: “¡Mendy está loco! ¡Tiene una lesión para seis meses y se pone a correr!”


                        La celebración del primer gol, en equipo.
La celebración del primer gol, en equipo.

Guardiola elogió el espíritu de lucha de los suyos, que se impusieron a un frustrante Southampton.

“Tenían diez hombres en el área, algo a lo que es difícil enfrentarse”, comentó. “Intentamos atacar todo el tiempo y no concedimos ningún contraataque, solo algunas jugadas a balón parado”.

“No querían jugar. Defendían todo el tiempo. Vinieron y perdieron tiempo”.

“En la primera parte merecieron un gol. Cuando los equipos solo defienden es complicado”.

“Tenemos que defender nuestra defensa a balón parado. Otros equipos son más altos  y más fuertes que nosotros. Tenemos que pasar más tiempo trabajando en ello”.

“Llevamos muchos partidos y muchas  batalllas en las piernas pero hemos ganado consecutivamente. Tenemos que mantener el momento, los jugadores están muy contentos”.

“Estuvimos cerca del empate, y cuando eso pase no podré enfadarme con los jugadores. Están  haciendo absolutamente todo lo que tienen que hacer”.

“Merecimos ganar porque fuimos el equipo que intentó ganar”.

“Es importante mantener  los ocho puntos de ventaja. Vamos a jugar muchos partidos como este, donde no hay espacio para atacar. El único que hay es cuando se abren un poco para salir al contraataque”.

“Seguimos intentándolo y por eso estoy encantado con la victoria. Intentamos ganar y lo logramos”.