El técnico comenta la clave para afrontar las ajetreadas fechas navideñas en la Premier League.

Pep Guardiola rotó el equipo en la victoria el pasado sábado 4-0 contra el Bournemouth para dar minutos de respiro a los más habituales en este inicio del campeonato.

Preguntado sobre si el equipo puede acusar la fatiga en las próximas fechas, el técnico respondió. “No lo creo. Podría pasar, pero tenemos una plantilla lo suficientemente buena para que no suceda. La profundidad del equipo es fundamental”.

“Gabriel Jesus no jugó contra el Bournemouth, lo hizo los 120 minutos ante el Leicester. Es el jugador que más trabaja en la presión alta que jamás haya visto. Su intensidad nos ayuda mucho. Bernardo jugó 30 grandes minutos e Ilkay Gündogan también estuvo a un gran nivel. Además también tenemos a Yaya Touré. Ante el Leicester Zinchenko fue el Hombre el Partido y ante el Bournemouth no estuvo entre los convocados”, comentó Pep.

El técnico catalán insistió. “Kevin De Bruye estuvo enfermo dos o tres días antes del partido del sábado, con vómitos y fiebre. Me dijo el doctor que había perdido un par de quilos. Entrenó el viernes y decidimos que podía estar en el once y cuando estaba cansado decidimos sustituirle, pero nos ayudó mucho durante 65 o 70 minutos”.

“Todos los jugadores han jugado y seguirán haciéndolo. Tenemos que seguir centrados en lo que hay que hacer sobre el césped, defensiva y ofensivamente, individualmente y como grupo”, sentenció el míster.