La autocomplacencia no será un problema, según afirmó el entrenador del Manchester City tras vencer al Swansea.

El 0-4 ante los galeses estableció un nuevo récord de victorias en la Premier League, alcanzado las quince. Los 49 puntos en 17 encuentros es el mejor inicio de demporada en la máxima categoría inglesa en la historia.

Pero a Guardiola afirma que los suyos no van a dejarse llevar y que trabajaran para seguir ganando. “Somos exigentes con nuestros jugadores”, dijo el catalán. “Podemos perder, dejarnos puntos, pero jamás ha habido autocomplacencia, ni la hay, ni la habrá”.

“Ganar quince partidos seguidos nos da mucha confianza, y si la gente es feliz viéndonos jugar, es un regalo”.

David Silva fue el arquitecto de la victoria, dirigiendo la actuación del City y anotando dos goles. Lleva cuatro en sus últimos tres partidos, incluyendo el que abrió el marcador el domingo en Old Trafford.

“Estoy muy contento por David”, confesó Guardiola ante la prensa. “No podemos disfrazar su calidad, pero en el pasado no marcaba tantos goles. Es incisivo y está en un momento fantástico”.

“Teniendo en cuenta la cantidad de partidos que llevamos en las piernas, un derbi exigente en Old Trafford hace tres días, fuimos sólidos y serios, e hicimos una buena actuación”.

“Como entrenador ver muchas cosas, sufres y disfrutas. Cuando el equipo juega bien estamos contentos, entendemos lo que queremos hacer. Jugamos bien por dentro y por fuera”.