El alemán superó un resfriado y volverá el domingo.

Una fiebre impidió que Leroy Sané disputase el partido del miércoles frente al Southampton, pero regresó a los entrenamientos el jueves con el resto del equipo. Según anunció Pep Guardiola en la rueda de prensa previa al choque del fin de semana.

“Estaba enfermo”, explicó Guardiola a los periodistas. “Tuvo fiebre el día del partido contra el Southampton, pero ayer participó en el entrenamiento”.

Sané es uno de los tres jugadores (junto a Kompany y Fernandinho) y apercibidos de sanción, y en caso de ver una cartulina amarilla ante el West Ham se perderían el derbi de la próxima semana ante el United.

Guardiola reconoció no haber decidido aún el equipo que alineará el domingo, decisión que tomará tras la sesión de entrenamiento del sábado. Lo que tiene claro el técnico del City es que con el apretado calendario que se presenta en diciembre será necesario hacer cambios para mantener fresca la plantilla.

“Mañana entrenaremos y veremos lo que podemos hacer. Vincent ha estado lesionado meses, Fernandinho lleva muchos minutos… pero lo más importante es el West Ham. Me preocupan las amonestaciones, el del United será un partido importante pero el del West Ham también”.

“En el último partido, David Silva no jugó de inicio, hice rotaciones. Hay nueve partidos en un mes, todos tienen que jugar”.