El técnico del City celebró la actuación de un equipo renovado, capaz de vencer en Leicester.

Una nueva tanda de penaltis determinó la suerte del City en la Copa de la Liga tras el empate a uno del partido. No menos que cinco canteranos participaron, dos de ellos debutando con el primer equipo y otro haciéndolo como titular.

“Nuestros jóvenes jugaron muy bien”, dijo Pep: “Brahim (Díaz), Tosin (Adarabioyo) y Phil (Foden) lo hicieron realmente bien, estoy muy contento”.

“Es la segunda vez que ganamos en los penaltis, ya lo hicimos contra el Wolverhampton, así es que llegar a semifinales es fantástico”.

“Hay mucho por lo que alegrarse: Bernardo jugó un partido asombroso, como Gündogan y Yaya. Todo el mundo estuvo muy bien. Los jugadores de hoy no habían tenido muchos  minutos últimamente y me han enseñado cosas muy, muy buenas. Y no es fácil hacerlo con tantos cambios”.

Aunque Guardiola pareció sorprendido por el tiempo que el árbitro decidió añadir al final del partido, y la polémica que suscitó el penalti en el descuento, rechazó hablar del tema y destacó la reacción de los suyos ante estas decisiones: “La televisión no miente, veremos en las repeticiones si fue penalti. Lo que más me gustó fue cómo nos sobrepusimos a esa situación. Es una buena señal para el futuro”.

“Nos gusta trabajar distintas situaciones, este tipo de cosas a veces pasan en el fútbol y no es fácil reaccionar porque ya estábamos cansados y tuvimos muchos jóvenes en la prórroga. Danilo jugó de central, ¡no lo había hecho en la vida!”

“No hubo quejas durante el tiempo extra sobre los últimos minutos, y en su lugar, seguimos intentándolo una y otra vez, y en los penaltis también. Sobreponerse a esas situaciones, y jugar como lo hicimos en la prórroga para intentar ganar el partido no es fácil porque Vardy y Mahrez estaban ahí, fue difícil”.

“No sé qué va a pasar en la siguiente ronda ni a quién nos enfrentaremos. Tenemos que adaptarnos porque a falta de dos semanas puede haber lesionados o sancionados. Veremos el nivel del equipo, cómo se comportan y veremos qué jugadores merecen jugar”.

Cuando le preguntaron por la posibilidad de ganar cuatro trofeos esta temporada, Guardiola fue tajante: “Olvídalo. No va a pasar”.