Asistió a David Silva en el primer gol ante el Swansea el pasado miércoles, y de él parece estar aprendiendo tras su llegada el pasado verano al City.

El portugués de los Silva dice que cuanto más tiempo de juego tiene con el español, además de entrenar cada día con él, significa que puede seguir aprendiendo de uno de los mejores centrocampistas del mundo, y así, mejorar su propio juego.

“David es un jugador fantástico”, asegura Bernardo. “Para mí es un placer jugar con él y tener la oportunidad de aprender cada día en el entrenamiento y cada vez que jugamos juntos”.

“Lo ha ganado casi todo –Mundial, Eurocopa, Premier League, FA Cup, Copa de la Liga- y es un auténtico privilegio poder jugar con él y con el resto de futbolistas fantásticos que tenemos en el City”.