El técnico destaca el espíritu del equipo tras el empate ante el Everton.

El City nadó contracorriente con el gol de Wayne Rooney que puso al Everton por delante en el marcador superada la media hora y la expulsión de Kyle Walker justo antes del descanso. El equipo de Pep Guardiola buscó con instancia la igualada en el segundo tiempo con las novedades sobre el césped de Sterling, Bernardo y Danilo, todos ellos con un papel destacada. El inglés logró el gol que a la postre significó la igualada final.

“Estamos aquí para los resultados. Lo hemos hecho absolutamente todo contra un gran equipo contra el Everton. Preferiría haber ganado, pero no hemos podido. Queríamos empezar bien en casa, pero no ha sido así. Es el segundo partido de la temporada, mejoraremos”, declaró el técnico catalán.

Sobre el papel de Sterling y los cambios tácticos, Pep indicó: “Ha sido un buen gol. Ha estado bien, creo que prefiere jugar en el centro del campo que algo más adelantado. Bernardo y Danilo también han estado bien”.

“Hemos intentado granar tras el descanso a pesar de ser diez contra once. Hemos cambiado cuatro detrás y situado a Kevin (De Bruyne) y David (Silva) en medio para intentar crear ocasiones. Fernandinho ha hecho un gran trabajo atrás. Nadie puede decir que no lo intentamos pero tenemos que analizar el resultado y no ha sido bueno”.

Pep insistió. “Hemos creado ocasiones antes de su gol. Williams, Jagielka, Keane y Banes han estado muy bien en los uno contra uno. Hemos intentado buscar formas de atacarles y hemos tenido numerosas ocasiones, nunca nos hemos rendido. Ha sido como el espíritu de los mancunianos”.

“La temporada pasada temporada fuimos el primer o segundo equipo que más ocasiones creó, pero al nivel en el que estamos lo que cuenta es el resultado. Ellos han llegado una vez al área.

Pep también destacó la breve pero sobresaliente actuación de Bernardo. “Los grandes jugadores se adaptan a cualquier lugar rápidamente. Marca goles y reparte asistencias, no pierde el balón y esto es muy importante”.