Pep Guardiola celebró la victoria en el último suspiro del encuentro.

Los sky blues dominaron el encuentro durante largos periodos. Pese a ello, parecían destinados a contentarse con un frustrante empate, ya que solo el tanto de Gabriel Jesus había neutralizado el zambombazo de Charlie Daniels.

Pero apareció Raheem Sterling. Y en el minuto 97 logró el tanto de la victoria para llevar el delirio a la grada visitante, que celebró el triunfo y un inicio de liga invicto de su equipo.

“Ganar en el último minuto siempre es especial”, dijo Pep Guardiola una vez acabado el encuentro. “Fue un partido duro, siempre es complicado frente al Bournemouth. Juegan balones largos, a los espacios, y son buenos a balón parado. Pero nos metimos en el partido”.

“Lo intentamos, nuestra finalización no fue buena pero aquí estamos. Estoy muy contento con la victoria, el Bournemouth fue mejor en los primeros 10/20 minutos, antes del gol de Daniels, que fue maravilloso”.

WATCH: Inside City: Episode 259

“Cuando marcaron empezamos a jugar y creamos oportunidades suficientes marcar uno o quizá dos goles”.

“Empezamos lentos en la segunda mitad, pero aún controlamos el partido e intentamos atacar frente a once jugadores que defendían”.

La  victoria deja al City con siete puntos en los tres primeros partidos de Premier League de la temporada, tras vencer ante Brighton y empatar con el Everton.

“Es un buen inicio”, dijo Guardiola sobre el arranque de campaña. “Nos gustaría llevar nueve puntos, pero la Premier League siempre es dura, tanto en casa como fuera. Hoy fue tan duro como contra el Everton”.

“El lunes merecimos un punto y hoy un premio similar,  sino más, así es que tenemos los puntos que merecemos”.