Pep Guardiola alabó la creatividad y la estabilidad defensiva del City en el derbi de Manchester del sábado.

Los sky blues dominaron el primer tiempo con una actuación ofensiva destacable. En la segunda mitad batallaron para proteger el resultado y terminar imponiéndose por 1-2 con goles de Kevin De Bruyne y Kelechi Iheanacho.

El entrenador del City celebró la continuación de su récord de victorias (100%), y así lo hizo saber ante la prensa tras el partido.

“La primera parte fue realmente buena”, declaró. “El gol de Zlatan Ibrahimovic en el último minuto fue fantástico”.

“En la segunda parte, sabíamos que cambiarían el sistema. Adelantaron a Paul Pogba y Marouane Fellaini y fueron muy fuertes”.

“La segunda parte fue más abierta. Tuvimos varios contraataques. Cuando tienes un tres contra tres, cuatro contra cuatro, cinco contra cinco, tienes que sacar provecho porque en los últimos minutos puede pasar cualquier cosa”.

“Jugamos bien. Tuvimos el balón y cuando lo perdíamos lo recuperábamos rápidamente. Creamos ocasiones suficientes”.

“No puedes venir a Old Trafford y dominar. Es imposible”.

Pep también alabó la actuación de los defensas Kolarov, Otamendi, y del debutante Claudio Bravo. “Los defensas estuvieron asombrosos. La de Claudio fue una de las mejores actuaciones que he visto. Me gusta que los porteros jueguen, y después del gol del United continúo participando en la creación, jugando balones en largo y saliendo  a recibir”.

“En fútbol, se trata de reaccionar a los errores, demuestra carácter. Siguió jugando. Significa mucho”.

“La forma en que entrenamos y la forma en la que jugamos me ha dado mucha confianza”.

“Jugamos bien en la primera parte gracias a Claudio. Me gusta que los porteros ataquen el balón y después de lo que pasó, en la segunda parte siguió jugando y eso habla bien de su personalidad. Es una de las razones por las que jugamos bien en la primera mitad”.

“Sí, pasar el balón desde atrás puede ser muy arriesgado, si pierdes el balón te marcarán, pero puedes controlas el juego”.

“Hasta mi último día en Inglaterra intentaré jugar con el balón todo lo que pueda. Sé que es imposible hacerlo durante 90 minutos, pero lo siento, no lo negociaré”.

“Hoy dimos una lección con el balón”.