El técnico considera que el City hizo méritos suficientes para llevarse los tres puntos ante el Everton.

El City logró igualar ante el Everton el marcador final pero el resultado deja un sabor agridulce al equipo que no pudo transformar dos penaltis, buscó en 18 ocasiones la portería del Everton y disfrutó de un 73% de posesión del balón. Pep Guardiola se mostraba convencido de que su equipo mereció más. “No estoy frustrado. Tengo que elogiar al Everton por lo bien que ha defendido. Estoy triste por los jugadores, merecieron llevarse la victoria”, declaraba el técnico tras el partido.

“Algunas veces no juegas de todo bien pero ganas y otras veces sucede lo que ha sucedido hoy”, insistía Guardiola, siempre fiel a su filosofía de juego. “El equipo será juzgado pero yo nunca voy a cambiar la forma de jugar, es la única que tengo de hacerlo. Mis equipos juegan de la forma que quiero. Durante el proceso de aprendizaje se cometen errores y hemos mejorado mucho respecto a los partidos de Celtic y Tottenham. Hemos jugado un gran partido, necesitamos mejorar y seguir adelante”, declaraba el técnico catalán, que sobre los errores en los penaltis de Kevin De Bruyne y Agüero señaló que “puedes practicarlos pero no existe la presión de los momentos de partido”.

Pep también destacó que “en la primera parte encontramos espacios y creamos ocasiones. Ellos solo tuvieron una y fue una muy buena acción de sus delantero. Nosotros lo hicimos todo, llegamos a la línea de fondo y fallamos el último pase. No puedo estar decepcionado por qué ahora viajamos a Barcelona”.

Precisamente sobre el partido en el Camp Nou, el técnico aseguró que “durante toda mi carrera me he enfrentado a equipos a los que les gusta atacar. Espero que ellos tengan el dominio del balón, me encanta su manera de jugar y tienen tres jugadores increíbles delante. Esa es la razón gracias a la que han estado casi cada año en las semifinales o la final durante las últimos ocho años”.