Equipo masculino

Desenlace cruel para Inglaterra, que cae en la final de la Eurocopa en los penaltis

Raheem Sterling, Kyle Walker y John Stones fueron titulares en una final que Italia se llevó en los penaltis tras el 1-1.

Inglaterra se quedó a las puertas de la gloria, otra vez más en la tanda de penaltis. Italia se proclamó campeona de la Eurocopa en Wembley después del 1-1 con el que finalizaron los 120 minutos de juego e imponerse en los lanzamientos desde el punto de penalti (3-2).

Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka fallaron sus lanzamientos desde el punto de penalti, mientras que por parte del conjunto italiano solo Andrea Belotti y Jorginho erraron desde los once metros.

Fue el desenlace más cruecl para el conjunto de Gareth Southgate que inició la final de la mejor manera posible, con el tanto de Luke Shaw apenas disputados dos minutos de juego, pero que vio como los italianos ganaban poco a poco terreno hasta la igualada de Leonardo Bonucci (67').

CITY+ | reGÍSTRATE PARA ACCEDER A CONTENIDO EXCLUSIVO

El conjunto inglés saltó a su primera final europea con Kyle Walker, John Stones y Raheem Sterling en el once, mientras que Phil Foden no pudo estar entre los convocados por molestias físicas.

La primera gran final para Inglaterra en 55 años, desde la victoria en el Mundial de 1966, reunió a más de 60.000 espectadores en el estadio de Wembley.

Inglaterra se puso por delante con el gol de Luke Shaw.
Inglaterra se puso por delante con el gol de Luke Shaw.

Gareth Southgate introdujo un solo cambio en el once repectoa al equipo que superó a Dinamarca en las semifinales y dio entrada a Kieran Trippier en el puesto de Saka.

Y precisamente una incursión de Trippier desde la banda derencha desembocó en un balón puesto por el lateral del Atlético de Madrid que Luke Shaw remató al fondo de la red italiana para certificar un inicio de partido de ensueño para Inglaterra.

La llegada a la espalda de Shaw sorprendió a la defensa italiana y su disparo perfecto a botepronto no dejó ninguna opción al meta italiano Gianluigi Donnarumma. 

SUSCRÍBETE AL PODCAST OFICIAL DEL CITY

El golpe de salido dejó a Italia tocada y el partido fue inglés durante los primeros treinta minutos en los que los locales pudieron doblar su ventaja en el marcador.

Sin embargo, poco a poco, la inercia del partido provocó que Inglaterra reculara paso a paso ante la creciente italia de Roberto Mancini que, recuperada, se hizo dueña del balón.

Federico Chiesa se convirtió en ese momento en la mejor arma de los italianos y advirtió en una acción individual después de superar a Declan Rice, antes de que John Stons bloqueara con sun cuerpo un intento de Ciro Immobile.

Sterling, un fijo en la Inglaterra de Gareth Southgate.
Sterling, un fijo en la Inglaterra de Gareth Southgate.

El primer aviso italiano tras el paso por los vestuarios llegó en una falta directa desde la frontal en la que Lorenzo Insigne intentó sorprender a Jordan Pickford en su costado pero el intento del atacante del Nápoles no encontró los tres palos.

El partido se convirtió en un asedio italiano y en esta ocasión Pickford sí que tuvo que intervenir después de otra sensacional acción individual de Chiesa que se marchó de tres rivales ante de sacar un disparo con el que ya cantaba gol.

DESCÁRGATE LA APP OFICIAL DEL CITY

Finalmente, Italia encontró el gol superada la hora de juego. Tras un saque de esquina, Pickford tuvo que intervenir para salvar al cabezazo de Marco Verratti. El balón impató en el palo y quedó muerto en el área pequeña, Bonucci se anticipó a todo el mundo y logró el empate.

Italia no se conformó con el empate, una balón largo a la espalda de los defensas lo remató alto Domenico Berardi ante la salida de Pickford.

Leonardo Bonucci celebra el empate italiano.
Leonardo Bonucci celebra el empate italiano.

Inglaterra pudo sobreponerse al empuje italiano y llevar los últimos diez minutos de encuentro a una tregua previa a la prórroga.

La primera del añadido fue para Inglaterra, pero el buen remate cruzado de Kevin Phillips se marchó a la derecha de Donnarumma.

En el otro fundo, Pickford tuvo que anticiparse al remate de Federico Bernardeschi a un preciso centro de Emerson para evitar el segundo italiano.

La respuesta inglesa llegó en un balón al área de Harry Kane que Stones no pudo cabecear por pocos centímetros ante la salida de Donnarumma.

No hubo más ocasiones y al final se encaminó a los penaltis.

La moneda cayó al lado del que fuera técnico del City entre 2009 y 2013. La Italia de Roberto Mancini conquistó su segunda Eurocopa tras el título de 1968 y prolongó la larga espera inglesa de 55 años.

Donnarumma detiene el penalti decisivo de Saka.
Donnarumma detiene el penalti decisivo de Saka.

La Italia de Roberto Mancini, campeona de Europa.
La Italia de Roberto Mancini, campeona de Europa.

Ver todos los patrocinadores del club

Mancity.com

31?
loading