El Manchester City arrolló al Palace en su propio campo y venció con goles de Gabriel Jesus y David Silva.

Al Crystal Palace no le importan las jerarquías. Es un equipo que aprieta sin importar la etiqueta del rival, ni su envergadura. Sonados son varios los resultados que ha logrado en temporadas recientes ante varios de los llamados grandes de la Premier League.

Los de Londres vencieron en la última cita con el City, en el Etihad la pasada campaña. Los celestes viajaron avisados y concienciados. Apretaron desde el inicio y jamás se dejaron sorprender.

Lo que pasó

Salió sin centrales naturales el Manchester City, pero tampoco los necesitó. Salió intenso y convencido el equipo celeste. Ganó pronto la posesión, incordió a Wayne Hennessey y contuvo las salidas del Crystal Palace.

Incluso recuperó balones en campo contrario, presionando arriba. A los siete minutos lo hizo Bernardo Silva para ofrecer el esférico a David, que disparó desde la frontal del área. Sin problemas para el meta local, que ya había tenido un aviso un par de minutos antes con un centro peligroso de Kevin De Bruyne que Jesus no acertó a cabecear en una posición franca.

Ni Wilfried Zaha ni Jordan Ayew fueron amenaza. Controló y cortó las contras rivales el City. Y a los de atrás los ayudaron los de arriba, como cuando Sterling persiguió a Zaha hasta el córner propio para robarle el balón y volver al ataque.

Se sucedieron los avisos hasta que llegaron los golpes. El primero lo asestó Gabriel Jesus tras un centro desde la derecha de Bernardo Silva. Ya son 50 los goles del brasileño con la camiseta celeste.


                        Fernandinho ocupó el eje de la zaga junto a Rodrigo.
Fernandinho ocupó el eje de la zaga junto a Rodrigo.

Solo un minuto más tarde Raheem elevó el balón por encima de la zaga para que le llegase a David Silva cómodamente dentro del área. El canario la engancho de primeras, dulcemente, para batir por bajo a Hennessey, mandando el esférico entre sus piernas.

Salió enchufado el cuadro de Pep Guardiola. No desconectó al descanso. Sterling disparó al poste poco después de la reanudación. Siguió el control y siguieron llegando los avisos.

Hasta en dos ocasiones más pudo ampliar su cuenta Gabriel Jesus. En el minuto 68 lo intentó desde fuera del área, pero Hennessey respondió. El meta bloqueó al brasileño minutos más tarde cuando Jesus se disponía a terminar un veloz contraataque pese a que De Bruyne esperaba el pase de la muerte. No llegó, tampoco el gol.

Quisieron despertar los locales a falta de un cuarto de hora. Quisieron sorprender y Ederson tuvo que abandonar su meta para alejar los pocos balones que amenazaban peligro sobre su área. Pep Guardiola reaccionó dando entrada a John Stones a falta de diez minutos y adelantando la posición de Rodrigo.


                        Gabriel Jesus abrió el marcador con un remate en plancha.
Gabriel Jesus abrió el marcador con un remate en plancha.

Lejos de resguardarse, el City trató de cerrar el partido buscando un tercer gol que ofreciese tranquilidad. Lo intentó a través de Gabriel Jesus, de Cancelo y de Sterling, pero no llegó. Wilfried Zaha en los últimos minutos, pero Ederson mostró sus reflejos para cerrar un nuevo partido con la meta a cero. Van cuatro en la Premier League.

Con esta victoria el City se mantiene segundo el segundo en la tabla, y recorta tres puntos al Liverpool a espera de lo que el líder haga en su partido dominical.

Sin centrales naturales

Fue la gran noticia en los prolegómenos del partido. Otamendi, con problemas tras las fechas FIFA, no viajó, y aunque John Stones viajó con el equipo al sur de Londres, ya recuperado de sus problemas físicos, se quedó en el banquillo. Pep Guardiola no quiso jugársela con el inglés y apostó por Fernandinho y Rodrigo como pareja de centrales, flanqueados por Benjamin Mendy, que ya recuperado de su lesión volvió a ser titular, y João Cancelo.

No sufrieron. Ayudaron a sacar el balón desde atrás, ayudaron a dirigir, y dieron seguridad. Apuesta ganadora la de Pep.

Hombre del partido: David Silva

Fue el director de orquesta. Dirigió a sus compañeros moviendo el balón con frescura y vivacidad. Prácticamente cada acción de peligro del City pasó por sus botas,

También marcó uno de los goles de la campaña para el Manchester City cuando enganchó el balón bombeado de Sterling para batir a Hennessey de primeras entre sus piernas.

Lo que viene

Turno para la Liga de Campeones. El Atalanta visitará el martes el Etihad Stadium después de perder sus dos primeros compromisos del Grupo C.

El próximo sábado, los de Guardiola recibirán al Aston Villa en la Premier League, y tres días más tarde disputará su tercer partido consecutivo en casa. Será ante el Southampton en la Copa de la Liga.