Dos goles de Raheem Sterling y un tercero de Gabriel Jesus sirven para vencer al Crystal Palace y recuperar el liderato de la Premier League.

No es definitivo pues aún deben jugar Chelsea y Liverpool. Independientemente del resultado, el Manchester City aún cuenta con un partido más por jugar que su rival al frente de la tabla.

Ganaron los celestes para volver a adelantarse en la carrera por el título. Lo hizo con un partido serio y profesional. Cumplió con los deberes marcados y lo hizo con solvencia pese al tanto de Luka Milivojevic en los últimos minutos que puso en apuros a los visitantes. Solo fueron unos minutos, Gabriel Jesus anotó el tercero tras un contraataque para cerrar una victoria que aúpa al Manchester City al liderato. Trabajo hecho.

Lo que pasó

Empezó dominando el City, con buen ritmo. David Silva bailó con el balón dentro del área en el minuto ocho para encontrar el espacio y también a Raheem Sterling. El internacional inglés tuvo la primera y la más clara, pero no acertó a marcar a puerta vacía.

No erró en la siguiente. El reloj se acercaba al primer cuarto de hora cuando Kevin De Bruyne vio cómo Sterling iniciaba una nueva carrera. El belga le envió el balón al inglés, medido, al espacio. Raheem se hizo con él, ganó por velocidad a su marcador y tras entrar en el área soltó un derechazo ante el que Guaita no pudo reaccionar.


                        Benjamin Mendy regresó a la titularidad.
Benjamin Mendy regresó a la titularidad.

Tras el gol siguió la ofensiva. La rapidez de Sané y Sterling por bandas, con De Bruyne y Silva ofreciendo balones desde una posición más atrasada generó muchos problemas a un Palace que tenía demasiado trabajo atrás como para aventurarse hacia la meta de Ederson. Lo intentó con una buena combinación en la frontal del área, pero Ilkay Gündogan estuvo rápido para interceptar un pase peligroso superada la media hora de juego.

Fue la acción más destacada de los locales en el primer tiempo. En el segundo, el City volvió a controlar y a mover el balón, a robarlo rápido y a tratar de hacerlo lo más cerca del área rival posible.

Pasada la hora de juego, Raheem Sterling doblaba la ventaja visitante. Walker encontró a David Silva dentro del área. El canario, rodeado, oxigenó pasando el esférico a Sané, que llegaba desde atrás. El alemán vio a Sterling en el segundo palo y le pasó de primeras. De extremo a extremo y gol. Sterling disparaba ajustado y hacía el segundo del partido.

Con el marcador y el juego bajo control, el Manchester City se dedicó a mover el esférico a su antojo, amansando a su rival y asegurando los tres puntos. Sin embargo, Selhurst Park es imprevisible. Cuando más cerca parecía la victoria, cuando restaban solo diez minutos, el partido cambió. En una acción aislada, el Crystal Palace ganó un libre directo en la frontal del área de Ederson, y Luka Milivojevic lo transformó.


                        Gabriel Jesus cerró el marcador y aseguró los tres puntos.
Gabriel Jesus cerró el marcador y aseguró los tres puntos.

De la nada, los londinenses volvían a meterse en un partido que entonces se convirtió en un correcalles. La acción se desplazaba con velocidad de área a área, no hubo centro del campo. La calidad del City decidió.

Se apagaba el partido y atacaba el Palace. Un contraataque conducido por Kevin De Bruyne terminó en las botas de Gabriel Jesus, que había entrado en sustitución de Sergio Agüero. El brasileño no se puso nervioso. Con calma, decidió batir a Vicente Guaita por el palo corto. La ejecución fue efectiva. Tres goles, tres puntos.

Momento clave

La ocasión fallada a puerta vacía no minó la confianza de Raheem Sterling, que convirtió en la siguiente ocasión que se le presentó. Lo hizo con velocidad y con determinación, tal y como el Manchester City logró los tres puntos. Este primer tanto puso el partido en bandeja al City, que jamás volvió a perderle la cara.

Hombre del partido: Kevin De Bruyne


                        Kevin De Bruyne regresó al once inicial y tuvo una actuación crucial.
Kevin De Bruyne regresó al once inicial y tuvo una actuación crucial.

Volvió a la titularidad y fue uno de los jugadores clave del encuentro. Vio las carreras de los extremos y envió balones medidos a la espalda de la defensa. Dio dos asistencias, la del primer y la del último gol. Fue el celebro y el dominador del centro del campo.

Lo que viene

Si el Manchester City quiere lograr el cuadruple, el partido del próximo miércoles será crucial. El Tottenham visitará el Etihad Stadium para cerrar la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones. Los londinenses, que cuentan con ventaja de 1-0, también será el próximo rival del City en la Premier League. Será el próximo sábado.