El City suma un empate en Anfield en un partido que pudo llevarse con un penalti malogrado en los últimos instantes.

Reparto de puntos en Anfield en un partido que estuvo cerca de teñirse de celeste. Riyad Mahrez mandó por encima del travesaño un penalti cometido por Virgil Van Dijk sobre Leroy Sané a menos del cinco minutos del final. Con el punto sumado en Liverpool, el equipo mantiene el primer puesto de la tabla.

Lo que pasó

Estuvo cerca, muy cerca, la victoria para un City muy curtido y concienciado por sus experiencias previas en territorio Red. Dominó el equipo de Pep Guardiola, capaz de controlar las habituales y mortíferas ráfagas  del Liverpool, y tuvo los tres puntos a tocar a solo cuatro minutos del final, cuando Riyad Mahrez no acertó desde los once metros y su lanzamiento se marchó por encima del larguero de Alisson.

Pudo acabar el equipo con su extraño y particular tormento en Anfield, donde suma dos victorias en 37 años. También lograr Pep su primer triunfo en la adversa guarida de Klopp. El City controló la asfixia inicial, el ímpetu de los locales bajo el arrojo de su tórrida afición y tuvo las ocasiones más claras del partido, también antes de la pena máxima que Van Dijk cometió sobre Sané.

Supo controlar el City, más por sensaciones que por lo que los números indican (50,6% de posesión del balón), con Aymeric Laporte y John Stones en el eje de la defensa, las alternativas más clarividentes en la salida desde atrás, para minimizar los errores de los que no tienen piedad los Reds. Jugó comedido el equipo, fiel a sus principios y sin conceder al rival. Práctico, pero con la identidad intacta.


                        SANÉ. Leroy fuerza el penalti que pudo suponer la victoria.
SANÉ. Leroy fuerza el penalti que pudo suponer la victoria.

Y creció en la segunda mitad. El control se transformó en ocasiones. Mahrez avisó primero con un buen remate cruzado desde la izquierda que acarició el poste con Alisson superado. La tuvo de nuevo el argelino después de cazar un balón suelto que el meta brasileño dejó en el área después de una buena internada Bernardo.

Apenas incomodó el Liverpool la meta de Ederson en la segunda parte ante un sólido City que no concedió ocasiones y con un sobresaliente control emocional, en un emplazamiento en el que el aspecto mental se situaba a la altura del puramente futbolístico, y del que se marcha con un valioso punto después de hacerlo con las manos vacías en una temporada que rozó la perfección.

Lo que significa

Segundo empate de la temporada, que mantiene al equipo líder por la diferencia goleadora (+ 18), con 20 puntos, los mismos que Chelsea (+13), ahora segundo, y Liverpool (+12).

El Hombre del Partido: Laporte

El intocable. Otra gran tarde del central francés, hoy formando pareja en el eje de la defensa junto a John Stones.

Lo que viene

Segunda ventana internacional del curso. La Premier League regresa el sábado 20 con la visita del Burnley al Etihad Stadium. Tres días después el equipo viajará a Ucrania para visitar al Shakhtar en la Liga de Campeones.