El Manchester City supera al Bristol City en Ashton Gate y reserva su plaza en la final de la Carabao Cup.

Sin sufrimiento. Los pupilos de Pep Guardiola se impusieron a un Bristol City que no tuvo opciones. Los locales llegaron a igualar los dos goles de Leroy Sané y Sergio Agüero, pero sin tiempo para la reacción. Kevin De Bruyne anotó en la última jugada del partido para dar la segunda victoria al Manchester City en la semifinal.

Lo que pasó

Claudio Bravo empezó en la meta, como viene siendo habitual en las competiciones coperas esta campaña. Pese a que el chileno no contó con excesivo trabajo, estuvo atento y rápido a la hora de salir de su meta para terminar con las llegadas de los locales. Aleksander Zinchenko, que impresionó en su primera titularidad en la Premier League el pasado domingo, también salió desde el inicio. El resto fueron caras habituales en los compromisos ligueros del equipo.


                        Sergio Agüero, que ya marcó en la ida, volvió a perforar la portería del Bristol City.
Sergio Agüero, que ya marcó en la ida, volvió a perforar la portería del Bristol City.

El tanto de Sergio Agüero en el último minuto de la ida daba una ventaja engañosa al Manchester City. En Brisol, Pep Guardiola dio la orden de ir con todo. El premio, la primera final en la etapa del entrenador catalán, era demasiado suculento para dejar nada al azar.

Presión alta y posesión. El dominio inicial del City, y el protagonistmo de hombres como Kevin De Bruyne o Leroy Sané no se traducía en ocasiones. Los Robins aguantaban las acometidas visitantes, y solo David Silva puso en apuros a Luke Steele, que sacó abajo su mano izquierda para evitar que un tiro raso del canario significase el primer gol del partido. El cronómetro señalaría poco después la media hora de juego.

No había camino hasta la meta local, no había espacios. Y los intentos en los minutos finales fueron todos desde la distancia. El resultado, todavía favorable, invitaba a la calma.

Bernardo Silva intentó colarse en el área en el minuto 41, pero un zaguero terminó despejando tras el primer regate del portugués. minutos después, el mismo Silva volvió a intentarlo. En esta ocasión envió un balón atrás, que Leroy Sané remató. Tras rechazar en un defensor local terminó metiéndose en la portería.

Con la reanudación llegó la sentencia. No importó el doble cambio del Bristol City durante el descanso. Sergio Agüero, quién si no, finalizó un contragolpe de manual para dar el pasaje a Wembley al City.


                        Bernardo Silva volvió a la titularidad, y a ser importante.
Bernardo Silva volvió a la titularidad, y a ser importante.

Marlon Pack marcó el 1-2 en el minuto 64. Recortó distancias llegando desde atrás para cabecear un balón colgado al corazón del área de Bravo, que no pudo evitar el tanto.

Pese al empuje de la afición local el City siguió en sus trece: dominando el balón y tratando de ampliar su ventaja. No dar opción a sustos. Y así ocurrió. Los de Ashton Gate lograton otro tanto con el tiempo prácticamente cumplido. No hubo tiempo para que peligrara la eliminatoria, pero sí para que Kevin De Bruyne la decidiera con el último toque del partido. Con el que anotó el tercer gol de los suyos. El Manchester City viajará a Wembley.

Momento clave

Lo intentó y no tuvo premio, pero Bernardo Silva volvió a la carga y terminó creando el gol de Leroy Sané. Con este tanto, el City se colocaba por delante en el marcador al borde del descanso, y desde entonces siempre navegó con el viento a favor.

Hombre del partido

Leroy Sané es incisivo. No hay ninguna novedad en esta afirmación, pero en partidos como el de Ashton Gate, esta persistencia –casi tozudez- se torna crucial. Suyo fue el gol que dio la llave de la eliminatoria al City.

 


                        Leroy Sané abrió el marcador en el minuto 43.
Leroy Sané abrió el marcador en el minuto 43.

¿Cuándo será la final?

El domingo 25 de febrero, en Wembley, el Manchester City  disputará la final de la Copa de la Liga ante el Arsenal o el Chelsea.