El Manchester City cae ante el Chelsea en Stamford Bridge, perdiendo su primer partido liguero y también el liderato.

Terminó la racha de 21 partidos sin conocer la derrota en la Premier League. Con posesión pero sin brillantez, los hombres de Pep Guardiola controlaron el balón pero no el marcador. Contra lo que se vio sobre el césped, los celestes sufrieron su primera derrotada en la presente Premier League. Un gol al borde del descanso de N’Golo Kanté desmontó un plan que se desarrollaba a gusto de los visitantes.

En la segunda mitad, los intentos visitantes no encontraron recompensa, pero sí respuesta. David Luiz cerró el partido con un gol tras un saque de esquina en el minuto 77.

Lo que pasó

Hubo un pulso al inicio del partido. El centro del campo se convirtió en el escenario de la batalla con la que arrancó el choque. Chelsea y City presionaron arriba para tratar de recuperar el esférico lo más cerca de la meta contraria.

Fue intenso. Los mancunianos fueron ganando terreno progresivamente. La movilidad de los hombres de ataque y el centro del campo obligaron a los londinenses a salir con envíos directos que la zaga celeste se encargaba de cortar.

Raheem Sterling fue una de las sorpresas de la alineación planteada por Pep Guardiola. El extremo inglés fue la punta de lanza del City, arriba, por el centro. Suyo fue el primer remate a puerta del partido. Aunque flojo, sin problemas para que Kepa mantuviera su meta intacta a los nueve minutos de partido.

Leroy Sané también protagonizó sendas arrancadas a la media hora de juego que pusieron en más aprietos a la defensa local. El City ganaba terreno, impuso su ritmo y empezó a acumular ocasiones. Olía a gol. Y llegó.

El Chelsea salió rápido con dos desplazamientos en largo, y ganando en superioridad numérica. Eden Hazard pisó área y dejó el balón atrás para que N’Golo Kanté abriese el marcador con un potente disparo. Gol al borde del descanso pese a la superioridad visitante.

Con el empate como primer objetivo. Así saltaron los hombres de Pep Guardiola. Los de Maurizio Sarri aprovecharon los espacios. Willian contó con dos oportunidades tras la reanudación. Gozó de un libre directo y de una opción de lanzamiento cercano. Ederson salvó la meta cityzen en ambas ocasiones.

Pep Guardiola decidió hacer cambios y Gabriel Jesus entró al césped por Leroy Sané. El City tenía delantero centro y se dedicó a colgar balones en los minutos posteriores a la sustitución. Cuatro córners en dos minutos. Un libre directo de Kyle Walker que sacó Kepa.

Los de Manchester atacando y los de Londres contragolpeando. Se sucedieron las ocasiones en ambas porterías. Con mayor asiduidad en la de Kepa, con mayor claridad en la de Ederson.

Se frustraban los visitantes y se acomodaban los locales, que esperaban atrás y salían con velocidad. Más cuando David Silva tuvo que ser sustituido. Sin magia, sin chispa, el City siguió buscando un empate que ya no llegaría.

David Luiz cabecearía libre de marca un saque de esquina en el minuto 77 para cerrar el partido.

Lo siguió intentando el Manchester City, pero fue incapaz de rascar algo positivo de su visita a Londres y sumó la primera derrota en la presente Premier League. Dado que el Liverpool ganó su encuentro frente al Bournemouth, son los hombres de Jürgen Klopp quienes se hizieron con el liderato liguero al final de la jornada.

Lo que viene

En su próximo compromiso, el Manchester City recibirá al Hoffenheim en casa. Será el miércoles en el último partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Con los celestes ya clasificados para los octavos de final, un empate sería suficiente para confirmar el liderato del Grupo F.

El sábado, los muchachos de Pep Guardiola tratarán de recuperar el primer puesto en la Premier League cuando reciban al Everton en el Etihad Stadium.