El Manchester City logra el pase a cuartos de final de la Carabao Cup en la tanda de penaltis ante el valeroso Wolverhampton.

La victoria local llegó gracias a los tantos de Kevin De Bruyne, Yaya Touré, Leroy Sané y Sergio Agüero en una noche tensa en el Etihad Stadium en la que Claudio Bravo fue el héroe.

El chileno mantuvo la meta a cero imponiéndose en tres cara a cara durante los noventa minutos y con dos paradas en la tanda final. Así llegó el City a los cuartos de final de la Copa de la Liga.

Lo que pasó

Tras anotar 25 goles en los once partidos anteriores como local esta temporada, el Manchester City no pudo con el Wolverhampton, que mantuvo a Agüero, Sterling y compañía a ralla hasta el último instante. Excelente planteamiento y bien ejecutado.

Fue el equipo de la segunda categoría quien contó con las tres mejores ocasiones durante los noventa minutos. Claudio Bravo desbarató las intenciones de Bright Enobakhare (en dos ocasiones) y Hélder Costa.

Sergio Agüero, en la brecha de convertirse en el máximo goleador histórico del City, fue el primero en probar fortuna. Will Norris detuvo el remate del argentino tras centro de Raheem Sterling.

Y esa fue la dinámica del encuentro. Los sky blues dominaban la posesión y los lobos esperaban atrás antes de salir a la contra.

 En la prórroga ambos equipos lo dieron todo. El City, volcado al ataque dejó espacios que el Wolverhampton aprovechó para seguir creando peligro.

Al remate, las paradas de Claudio Bravo a Alfred N’Diaye y Connor Coady en la tanda de penaltis decidieron la eliminatoria.

Hombre del partido

Lo salvó todo durante el partido y sentenció desde los once metros. Claudio Bravo fue elegido por los aficionados del City el hombre del partido tras una actuación brillante.

¿Y ahora qué?

Jueves será el día en el que los hombres de Pep Guardiola conozcan a su rival en cuartos. El sábado visitarán al West Brom antes de viajar a Nápoles para la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.