La gira norteamericana del Manchester City terminó con una victoria convincente por 3-0 ante los Spurs.

Pocos días después de imponerse por 4-1 al Real Madrid en Los Ángeles, el equipo de Pep Guardiola volvieron a barrer a su oponente, en esta ocasión el Tottenham, con goles de John Stones, Raheem Sterling y Brahim Díaz en el Nissan Stadium.

Alineaciones

Guardiola hizo tres cambios con respect al equipo que venció al Real Madrid. La vuelta de David Silva, que se perdió los dos partidos anteriores por lesión, fue probablemente el más notable de ellos.

Los sky blues volvieron a salir con tres hombres en defensa –Vincent Kompany, John Stones y Nicolás Otamendi-, con Kyle Walker y Danilo yendo hacia adelante y siendo una amenaza en ambas bandas.

Fernandinho tuvo un rol de contención mientras De Bruyne y Silva tuvieron libertad de movimiento mientras que Gabriel Jesus lideró el ataque.

¿Qué pasó?

El cabezazo de Stones, a centro medido de De Bruyne a los nueve minutos, dio una ventaja merecida a un City que, incomprensiblemente, no marcó más goles antes del descanso. La superioridad fue evidente.


                        Brahim celebra su gol junto a Agüero.
Brahim celebra su gol junto a Agüero.

Hugo Lloris evitó que Danilo anotase de un tiro con efecto y que un potente disparo de Gabriel Jesus terminara dentro de su portería. El atacante brasileño volvió a tener una oportunidad gracias a la generosidad de De Bruyne. Que llegara un nuevo tanto era cuestión de tiempo.

El segundo periodo empezó con el mismo guion. Los de Guardiola buscaban el gol y los de Pochettino se defendían como podían.

Sergio Agüero golpeó el poste en dos ocasiones, antes de que, finalmente, Sterling ampliase la ventaja del City mandando el balón al fondo de las mallas tras una buena acción de Samir Nasri.

Díaz marcó su segundo gol en dos partidos con el tiempo prácticamente cumplido para cerrar el partido con estilo.

Si el City logra mantener el nivel de esta actuación en la temporada que está a punto de empezar, será difícil pararles.

El hombre del partido

Ederson tuvo un par de buenas paradas e impresionó con su habilidad para distribuir el balón, pero el arte de De Bruyne centró toda la atención.

Fue la fuente de inspiración del equipo y, cuando se desata de esa manera, es imposible contenerlo.

¿Y ahora qué?


                        Sterling encara a la zaga del Tottenham.
Sterling encara a la zaga del Tottenham.

El City viajará a Islandia para enfrentarse al West Ham el viernes en un amistoso en Reykjavik antes de volver a la CFA para preparar el primer partido de la Premier League ante el Brighton el siguiente fin de semana.