Crónica del partido

Empate con ritmo y goles

Empate con ritmo y goles
Sin imagen
Manchester City y Celtic terminaron en tablas un encuentro frenético que tuvo un nivel alto de intensidad y hasta seis goles.

Que el ambiente en Celtic Park sea electrizante no es sorpresa para nadie. Menos habitual es que dos estrellas del rock como Rod Stewart y Noel Gallagher coincidan en la grada. Sucedió, y con estos ingredientes, el encuentro entre escoceses e ingleses debía tener ritmo. ¡Y vaya si lo tuvo!

Lo que pasó

Que iba a ser un encuentro intenso se adivinó desde el principio. El Celtic salió arrollador y Dembélé abrió el marcador a los dos minutos. El Manchester tardó solo diez minutos en responder al cuadro escocés: Fernandinho engañó a Gordon disparando con el interior de su pie derecho y acomodando el esférico junto a la base del poste. El meta de los hoops no pudo hacer nada en esta ocasión, pero ofreció un recital de paradas en el segundo tiempo.

En el primero aún quedaban muchos minutos. De hecho, la primera media hora fue un toma y daca. Como si de un combate de boxeo se tratase, Fernandinho devolvió el golpe de Dembélé. Un disparo de Tierney, nueve minutos más tarde, golpearía en Raheem Sterling para dejar a Claudio Bravo, que no pudo hacer nada, vendido.

Tierney y Sterling serían también protagonistas, junto al meta Gordon, del cuarto gol del partido. El extremo inglés del City recortó ante la presencia de sus dos rivales para empatar el choque con calma, con estilo.

El Manchester City empezó a crecer, a ganar presencia en terreno rival y a controlar la posesión, aunque el Celtic demostró ser capaz de poner en apuros a cualquier equipo. Y lo hizo.

El segundo tiempo arrancó de forma trepidante, como en el primero. Y precisamente como en el inicio de partido, el Celtic volvió a adelantarse en el marcador. De nuevo por medio de Moussa Dembélé. El delantero francés recibió un centro desde la banda izquierda y aprovechó un error en el despeje de Kolarov para batir, de forma acrobática, a Claudio Bravo.

El City volvía a ir a contracorriente. Para reforzar esta sensación de déjà vu, Nolito empató, como ocurriera tras el primer gol, diez minutos más tarde. Sergio Agüero penetró en el área y disparó con potencia. Gordon evitó que el esférico se colara en su portería, como lo haría en múltiples ocasiones más. El balón cayó a los pies del atacante andaluz del Manchester City, que marcó sin apuros, prácticamente a puerta vacía.

Se sucedieron las llegadas a ambas porterías hasta que los hombres de Pep Guardiola comenzaron a imponerse cuando el encuentro encaraba la recta final. Pese a acumular un buen puñado de ocasiones peligrosas, los de Manchester no lograron salir de Celtic Park con los tres puntos.

Momento clave

Era el ocaso del partido. Ya en tiempo de descuento, Ilkay Gündogan recibió un balón en la frontal del área del Celtic. No tenía, prácticamente, oposición alguna más allá de la de Craig Gordon. El alemán disparo con pierna derecha y el escocés, dando muestra de sus reflejos, sacó el brazo derecho para impedir que el City se llevara los tres puntos sobre la bocina.

Hombre del partido

Todas las buenas acciones de los sky blues pasaban por los pies de David Silva. El canario dejó muestras de su visión de juego, de su técnica y de su habilidad para asociarse con sus compañeros. Participó en dos de los tantos del Manchester City. La asistencia en el 2-2 de Raheem Sterling fue suya.

Así queda todo

Este empate y la victoria del Barcelona en el otro encuentro del grupo deja al equipo de Pep Guardiola como segundo clasificado con cuatro puntos. Dos menos que el equipo catalán, su próximo rival en las dos próximas jornadas de Liga de Campeones.

Además, al no vencer, el Manchester City ve cortada su racha de nueve encuentros seguidos ganando y se queda a las puertas de igualar el récord de un equipo inglés con más victorias consecutivas en el inicio de liga (sigue siendo del Tottenham de la 1960/61).

Foto del partido

More news

Ver todos los patrocinadores del club

Mancity.com

31?
loading