Empate ante el Burnley, descanso, y vuelta ante el Leicester. El City regresa a la acción.

En solo cinco ocasiones esta temporada, sin contar parones internacionales, el Manchester City disputó un único partido por semana. Ocurrió durante las tres primeras jornadas de Premier League, también tras la derrota en Anfield mediado enero. Y esta semana.

Tras empatar en un duro choque en Turf Moor, Pep Guardiola decidió que sus hombres tuvieran algunos días libres. Relajar músculos, cuerpo y mente. Recargar pilas para volver con energías renovadas a un tramo vital de temporada.


                        Leroy Sané fue uno de los protagonistas del duelo de la primera vuelta, pero el alemán no será de la partida el sábado en el Etihad.
Leroy Sané fue uno de los protagonistas del duelo de la primera vuelta, pero el alemán no será de la partida el sábado en el Etihad.

En las siguientes semanas, los sky blues querrán seguir en lo más alto de la clasificación, avanzar tanto en la FA Cup como en la Liga de Campeones. El próximo 25 de febrero, además, Wembley acogerá la final de la Carabao Cup. El primer título al que opta el City en esta nueva etapa con Pep Guardiola en el banquillo.

Pero antes llega el Leicester. Los foxes han ganado cuatro de los seis compromisos de Premier League que han jugado en feudo celeste. El City solo se impusó en las otras dos: la de la pasada campaña y la de la 2014/15.

Riyad Mahrez, que volvió a entrenar junto a sus compañeros tras su fallido traspaso al propio Manchester City, será baja de cara al sábado. Claude Puel informó que el argelino no entra en sus planes para viajar al Etihad, como tampoco lo hace Wes Morgan, lesionado.

WATCH: Leicester v Man City: Brief highlights

Pep Guardiola, por su parte, no llamará a David Silva, Gabriel Jesus, ni a Leroy Sané. John Stones y Phil Foden son duda.

Un nuevo paso

El Manchester City necesita ocho victorias, en caso de que sus perseguidores lo ganen todo, para ganar la liga. A falta de doce partidos por disputar, ante el Leicester, los sky blues podrían dar un nuevo paso hacia el título en caso de lograr los tres puntos. Un nuevo paso y presión para sus rivales, ya que tanto Manchester United como Liverpool juegan el domingo, por lo que saltarán al césped conociendo el resultado del choque entre City y Leicester.