Eric García volvió a impresionar con el primer equipo del Manchester City en la victoria por 3-1 contra el Southampton en la Copa de la Liga.

Ya fue titular en Preston, en la anterior ronda. Allí lideró la zaga y siendo expeditivo. No aparentó ser el adolescente que es, y si en la ronda anterior ayudó a Taylor Harwood-Bellis a asentarse en la defensa, ante el Southampton se compenetró con Nicolás Otamendi para mantener a raya el ataque rival.

Siguió dejando detalles de liderazgo. Se intuye el central que puede llegar a ser en el futuro. Pero es ahora, en el presente, cuando sus compañeros de equipo más le ayudan a asentarse en el primer equipo y mantener la calma sobre el césped cuando juega con ellos.

“Trabajar con estos compañeros ayuda mucho porque dan mucha confianza y mucha tranquilidad”m explicó el defensa catalán tras lograr el billete a cuartos de final de la Copa de la Liga. “Soy una persona muy tranquila, y que tanto jugadores como cuerpo técnico me transmitan confianza me ayuda mucho”.

“Estoy muy contento. Jugar con estos futbolistas es un privilegio, y más siendo en casa, que también ayuda”.

Eric García también habló sobre la victoria ante el Southampton. El futbolista de 18 años aseguró que los celestes esperaban un rival complicado, que trataría de resarcirse por la contundente derrota del fin de semana (0-9) ante el Leicester.

“Estamos muy contentos”, celebró el jugador del City. “Sabíamos que venían después de sacar un resultado duro para ellos, y que saldrían a luchar. En la primera parte se han encerrado atrás, hemos tenido casi todo el dominio de la pelota, y una vez hemos marcado hemos encontrado más espacios”.

Pudo pasarlo mal el Manchester City en el último tramo del encuentro, cuando Jack Stephens hizo el 3-1 y Angeliño tuvo que abandonar el partido por lesión. Eric García pasó al lateral derecho, una posición nueva para él. No hubo apuros pese a todo, pues el equipo de Guardiola mantuvo la calma y el control hasta cerrar el partido.

“Han apretado un poco más en la segunda parte”, explicó Eric en zona mixta. “Cuando han marcado hemos hecho bien en controlar el balón durante cuatro o cinco minutos para que se les bajara la euforia, y luego el partido ya estaba decidido.