El centrocampista belga asegura que el City empieza a carburar de cara a la próxima temporada gracias a la gira asiática.

Después de China y Hong Kong toca Japón. Allí, los hombres de Pep Guardiola se medirán a otro club del City Football Group, el Yokohama F. Marinos, en el que será el último partido de pretemporada.

Los campeones ingleses ya disputaron el Premier League Asia Trophy ante West Ham y Wolverhampton, además de enfrentarse a los campeones de la Premier League de Hong Kong, el Kitchee SC. Todo ello bajo una humedad persistente y un calor sofocante. Ha sido duro, pero el esfuerzo empieza a dar sus frutos, según Kevin De Bruyne.

“Es obvio que no estamos acostumbrados a la humedad y el calor”, dijo, “pero está bien cuando hace calor en verano porque pierdes más grasa y sudas más. Vas tomando el ritmo, y claro, después de las vacaciones necesitas tiempo de preparación”.

“Los resultados no son importantes. Se trata de intentar volver a tener ritmo e intentar ganar partidos”.

“Solo hemos tenido una semana, pero sabemos que queda tiempo, así es que no hay preocupaciones. Sé que cuando empiece la temporada estaremos listos, que es de lo que se trata”.

Durante la gira, el City también presentó la tercera equipación PUMA para la 2019/20. El uniforme luce un degradado de colores luminosos, como lo son el amarillo y el melocotón, inspirado por la brillantez del fútbol del Manchester City. De Bruyne aprueba esta equipación.

“No me importan los colores llamativos. Siempre está bien tener una tercera equipación especial, porque aunque me gusten las tradicionales, tener una especial cada año es bonito. Y si las colecciones, al final de tu carrera puedes echarles un ojo. Siempre es bonito”.