Kevin De Bruyne reconoce que la fortuna le acompañó en el gol que abrió la victoria 2-0 del City ante el Cardiff.

Kevin De Bruyne fue, una vez más, el Hombre del Partido en la victoria 2-0 del City ante el Cardiff que devuelve al equipo a lo más alto de la Premier League, con tan solo seis fechas por delante.

Kevin abrió el marcador cuando tan solo se habían jugado seis minutos de encuentro al culminar con un balón al palo del portero un pase filtrado al área por Aymeric Laporte. El belga reconoció que hubo algo de fortuna en el gol que marcó el curso del partido.

“Realmente no lo buscaba, pero acabó dentro y es lo que cuenta”, aseguró Kevin. “Tuve suerte. Quise pegarle fuerte delante del portero y el balón tomó esa dirección. No importa. Lo que sí importa es que al final dominamos y jugamos un buen partido”.

Sobre su encuentro, De Bruyne asegura que está centrado en mejorar su estado de forma partido a partido de cara al final de temporada, en un curso marcado por las lesiones.

“No quiero compararlo con el año pasado. Esta temporada ha sido muy larga para mí. He tenido que trabajar duro tres o cuatro veces para estar de vuelta. No estoy al mismo nivel del año pasado, pero de lo que se trata es de ganar títulos, no de como esté yo”.

“Solo pienso en cada partido. Ha sido duro porque solo pensaba en volver en buena forma para poder ayudar a los compañeros”.