Fabian regresó al equipo ante el Fulham en la posición de lateral izquierdo.

Leroy Sané regresó al once del City y apenas necesitó 90 segundo para adelantar el equipo en el marcador en la victoria 3-0 ante el Fulham que cerraron David Silva y Raheem Sterling. Fabian Delph, por su parte, jugó los primeros minutos de la temporada ubicado en el lateral izquierdo.

“Es bueno estar de vuelta tras el Mundial. Solo tuvimos 12 días de descanso. He trabajado para recuperar la mejor forma y después de 70 minutos puedo decir que he vuelto en plenas condiciones”, declaró el lateral inglés.

“Siento que puedo ganar los duelos y que estoy conectado con el resto del equipo. Mejoraré con más suma de partido”.

El City ganó 3-0 pero pudo lograr más goles. “Fue una lástima no culminar más ocasiones. Tenemos que ser más efectivos, despiadados. Sabíamos que el Fulham era una amenaza, han jugado muy bien en este inicio de temporada. Pero hemos comenzado mentalizados y de la mejor manera con el gol. Vamos a intentar hacer esto en cada partido”.

Delph, también tuvo palabras de elogio para Bernardo Silva, el Hombre del Partido. “¿Bernardo? Un jugador muy normalito… quizá de los peores del equipo”, bromeó. “Es un jugador de equipo, un tipo maravilloso. Y mejorará. Nos esperan muchos grandes partidos de Bernardo Silva por delante”.

Para Sané, fue una semana doblemente especial. “Sí, he sido padre y también he hecho un gran partido hoy. Todos hemos jugado bien”.

“Estoy tranquilo, entreno duro y cuando el entrenador me da una oportunidad trato de demostrar lo que puedo hacer. Ahora viene un partido muy importante el miércoles”.