Leroy Sané anotó dos goles y repartió una asistencia en otra gran tarde de fútbol en el London Stadium.

Leroy Sané brilló en la victoria del City en el London Stadium (0-4) aportando dos goles y una asistencia a Raheem Sterling, en un encuentro que David Silva encarriló con el primer tanto, disputados apenas once minutos.

Con la victoria el equipo sigue una semana más en lo más alto de la tabla de la Premier League, con dos puntos de margen sobre el Liverpool, el inmediato perseguidor.

“Siempre es complicado después del parón de selecciones”, comentó el extremo germano. “Pasan diez días hasta que volvemos a estar todos juntos, pero pienso que lo hemos hecho realmente bien”.

“Creo que siempre respondemos bien después de las jornadas de selecciones, con partidos fuera de casa. Siempre estamos ahí y tenemos el deseo de ganar a pesar de no estar algunos días juntos”.

“Le hemos permitido muchas ocasiones al West Ham”, reconoció Sané. “Nos han puesto algo de presión, pero lo superamos. A nivel personal yo siempre intento dar lo mejor para el equipo y el entrenador. Si me pone en el once, significa que confía en mí”.

“Un partido así también es bueno para nuestros defensas. No conceder siempre es importante y también lo es saber que defendemos realmente bien”.

Raheem Sterling fue uno de los beneficiados del gran partido de Sané, al retamar a placer en el segundo gol un centro del alemán. “Nos entendemos muy bien. Cuando le miro con el balón ya sé lo que va a hacer”, afirmó el inglés.