Pep Guardiola lamentó las ocasiones desperdiciadas y valoró positivamente la victoria ant el Watford en la 15ª jornada de la Premier League.

Nada hacía presagiar que el Manchester City terminaría sufriendo para conseguir tres puntos en su visita a Vicarage Road el martes por la noche. No al descanso, cuando los de celestes llegaban un punto arriba en el marcador gracias al tanto de Leroy Sané en los últimos instantes del primer tiempo. Mucho menos tras el gol de Riyad Mahrez en el segundo.

El City incluso contó con ocasiones de lograr una victoria más abultada. Y ya se sabe, en fútbol, quien perdona sufre. “En la primera parte tuvieron una ocasión clara, pero nosotros tuvimos bastantes”, destacó Pep Guardiola al término del encuentro.

“Con 0-2, cuando teníamos el partido bajo control empezamos a perder balones y permitimos que volvieran a meterse en el partido. Cuando te marcan un gol en esta liga a falta de cinco o diez minutos, sufres. En esta liga tienes que marcar el tercer gol. No lo hicimos y por eso sufrimos”.

El catalán destacó varios aspectos positivos, pero advirtió de los peligros de no cerrar el partido a tiempo: “Completamos una buena actuación. Siento que cinco o diez minutos después del 0-2, el partido era muy bueno. Fuimos muy agresivos, recuperamos balones y Foster hizo paradas increíbles. Pero luego olvidamos mantener la posición y nuestra creación no fue tan rápida como de costumbre, y no aprovechamos nuestras opciones al contraataque”.

No le habría parecido extraño terminar perdiendo puntos en un final como el vivido el martes en Hertfordshire. “No marcamos el tercer gol y ellos hicieron el 1-2. Si hubieran empatado en el último minuto no habría sido ninguna sorpresa”.

Los celestes ya necesitaron esforzarse a conciencia para doblegar al Bournemouth el fin de semana. Volvió a haber sufrimiento para sacar los tres puntos de Vicarage Road, y Pep también augura una salida complicada para el próximo sábado. Espera el Chelsea: “Después de lo que hicimos la temporada pasada, trece victorias en quince partidos está muy bien. Pero ya sabemos lo difícil que será Stamford Bridge. Siempre es lo es. Ahora toca recuperar nuestras piernas y nuestras mentes para preparar bien el partido”.