Pasamos la lupa por las actuaciones del central inglés esta campaña.

El City ha destacado por su capacidad ofensiva, con 30 goles en 10 encuentros en todas las competiciones, 25 de ellos en un mes de septiembre perfecto. Pero no hay que olvidar la solidez del equipo atrás.

En los diez encuentros, el City ha concedido solo tres goles y ha logrado mantener la portería a cero ante Liverpool, Chelsea, Shakhtar Donetsk y Feyenoord. Pep Guardiola reconoció la pasada temporada que el equipo no había podido ser lo suficientemente bueno en su área, lo que le alejó de los títulos. Esta campaña las sensaciones son completamente distintas.

Especialmente brillante ha sido el papel de John Stones, uno de los tres únicos jugadores que ha participado en todos los encuentros del curso. Con 23 años, el central tiene todo el tiempo del mundo para seguir progresando hasta la edad de máxima esplendor de los defensas centrales, habitualmente alrededor de la treintena. Esta campaña ya ha mostrado evidente síntomas de mejora y el City recoge los beneficios.

WATCH: Chelsea 0-1 City: resumen

Stones responde a un perfil inusual al de los centrales que el fútbol inglés suele producir. Las estadísticas lo demuestran. Ha contactado con el balón en 834 ocasiones y completado la remarcable cifra de 716 pases, más que ningún otro jugador del City esta temporada, con un acierto del 76%. Solo Yaya Touré, que solo ha participado en un encuentro, ostenta mejores números. En el triunfo ante el Shakhtar, John completó 101 pases, de nuevo más que cualquier otro jugador en el césped, cumpliendo con lo que Pep Guardiola quiere de sus defensas.

Pero posiblemente es su aportación defensiva la que mejor ejemplifica su crecimiento. Ha realizado 10 interceptaciones, ganado 35 duelos y recuperado 44 balones, además de ganar 9 tackles, todos ellos los mejores números a esta altura de la temporada.

Su mejor actuación del curso, en la reciente victoria 0-1 ante el Chelsea, llegó en una inmejorable actuación defensiva del City. La velocidad en la circulación del balón y la agresividad en la presión alta para la recuperación son las claves del sistema de Pep Guardiola, pero cuando el equipo también precisa de intervenciones defensivas, Stones no falla.

“Sin duda, desde el punto de vista individual, es uno de los mejores partidos que he jugado”, declaró Stones tras el triunfo en Stamford Bridge. “Estoy disfrutando de mí fútbol. Intento mejorar día a día, mentalmente, físicamente y técnicamente. Las ganas de mejorar y lograr mis objetivos me están convirtiendo en un jugador mejor. Mantener la portería a cero es algo que habla por sí mismo. Los jugadores mostramos lo mejor cuando nos lo pasamos bien y además ganar siempre ayuda”.