Georgia Stanway anotó tres de los goles con los que el Manchester City derrotó al Brighton en la FA Super Women’s League.

Caroline Weir, Nikita Parris y Claire Emslie también vieron portería en un partido en el que las chicas de Nick Cushing se impusieron enfáticamente a las recién ascendidas a la categoría.

Lo que pasó

El City empezó bien, y gracias a la presión alta del Brighton, encontró espacios a la espalda de la defensa local. Parris fue la primera en aprovechar esta circunstancia y esquivar la persecución que iniciaron las zagueras rivales. Solo la exguardameta celeste Marie Hourihan evitó el gol.

Llegó a los 20 minutos, cuando un balón en profundidad de Tessa Wullaert sorteó a Victoria Williams y dejó a Georgia Stanway sola ante la portería. Su disparo raso a la esquina izquierda abrió el marcador.

Las gaviotas siguieron presionando con las líneas adelantadas, y pudieron volver a pagarlo solo cinco minutos más tarde. Balón largo de Steph Houghton, carrera de Jill Scott y volea. Pero el disparo salió desviado.

No hubo atisbo de amenaza sobre la meta de Ellie Roebuck. Solo en una ocasión, las chicas de Hope Powell pudieron empatar a cinco minutos para el descanso pero el disparo de Chloe Peplow desde dentro del área salió fuera.

Weir dobló la ventaja del City en el minuto 43, cuando la defensa del Brighton erró a la hora dejar a Parris en fuera de juego. La atacante ofreció el balón a Weir, que marcó con una definición sencilla.

En la reanudación, las del sur de Inglaterra trataron de reengacharse al partido. Peplow volvió a probar fortuna, aunque su tiro salió por encima del larguero. Luego Ellie Brazil puso a prueba a Roebuck, y Houghton tuvo que cabecear un disparo de Iniabasi Umotong para evitar que las locales redujeran la ventaja.

Tras contener los ataques del Brighton, el City lanzó los suyos. Y fueron letales. Stanway subió por banda derecha y disparó desde lejos, con el balón botando frente a Hourihan y encontrando las mallas. 0-3.

Con una renta amplia, el City empezó a mover el esférico con relajación. Roebuck inició una jugada en la que Houghton encontró a Weir en largo. La escocesa, a su vez, encontró a Stanway, que certificó su segundo hat-trick con la camiseta del Manchester City.

Emslie saltó al césped a falta de 20 minutos para poner en apuros a la defensa del Brighton con su velocidad. En el minuto 87, su centro encontró a Parris, que cabeceó a la escuadra para anotar el quinto gol del partido.

Ambas jugadoras intercambiaron papeles en el 0-6. Parris pudo disparar, pero dejó el tanto en bandeja para Emslie que, con calma, no desaprovechó la oportunidad.

Lo que viene

El City sigue sin conocer la derrota en liga, y ya es segundo por detrás del Arsenal. El Reading visitará el Academy Stadium el viernes por la noche. La siguiente cita será en Liverpool el domingo 4 de noviembre.